Alexandre Guimaraes retorna al Saprissa, el equipo de sus amores, como nuevo técnico del plantel tras la salida la semana pasada del mexicano Juan Manuel Alvarez.

El dos veces entrenador de la selección de Costa Rica en los mundiales de 2002 y 2006 confirmó la información al canal 7 de televisión, empresa que figura como socia en la firma Horizonte Morado, los nuevos propietarios del equipo más popular del país.

"Regreso a un sitio donde siempre las cosas me han salido bien y donde además me han dado todo el apoyo para desarrollar el trabajo y ahora nada más esperar el arranque... las expectativas siempre son las máximas aunque el equipo y la institución han pasado el último año por situaciones a las que no están acostumbrados", expresó Guimaraes.

Guimaraes se encuentra en Noruega, donde su hijo Celso Borges se desempeña como volante del Fredrikstad.

Guimaraes, de 51 años, se encontraba sin equipo luego de su separación del Al-Dhafra de los Emiratos Arabes.

Vuelva al banquillo del Saprissa después de 11 años.

Fue jugador con Saprissa durante 10 años. Gracias a su trámite de nacionalización, pudo jugar además con la selección en su debut en una Copa del Mundo, en Italia 1990, la mejor presentación de Costa Rica hasta el presente al sortear la primera ronda.

Como técnico se ha desempeñado no solo en Costa Rica, sino además en México y Guatemala e incluso fue seleccionador de Panamá.

Guimaraes llegará a asumir el reto del cambio generacional y administrativo que atraviesa el Saprissa, recién vendido por el magnate mexicano Jorge Vergara al grupo Horizonte Morado, de capital costarricense y tras quedar fuera de la final del torneo local.

El club en este momento negocia contratos con algunas de sus máximas y más experimentadas figuras, como el volante Walter Centeno y el capitán y defensa Víctor Cordero.