Los resultados, hasta ahora parciales, del referendo del sábado para reformar la justicia y regular la prensa en Ecuador son un "duro golpe" para el presidente Rafael Correa y un llamado del pueblo a que reflexione, dijo hoy su hermano mayor, Fabricio Correa.

Con el 41 % escrutado, el "sí" gana por un margen de entre tan solo tres décimas y ocho puntos porcentuales en nueve preguntas, y pierde por 0,08 puntos porcentuales la que plantea crear un Consejo de regulación de la prensa.

La oposición ha acogido positivamente estos resultados, incluido Fabricio Correa, que mantiene una relación tensa con su hermano.

"El 'sí' perdió porque carece de legitimidad al no tener la mayoría, el 50 % más uno de la voluntad y, al contrario, el 'no' explícito, el nulo, que es un no al proceso, y el blanco, que es un no cortés, todos le ganan en todas las provincias. El 'sí' sólo gana en cuatro provincias medianas", dijo en una entrevista con Efe.

La relación entre él y el presidente se agrió en 2009, cuando el mandatario ordenó la terminación unilateral de millonarios contratos que algunas dependencias del Gobierno tenían con empresas de su hermano.

A criterio de Fabricio Correa los resultados electorales conocidos hasta ahora son "un duro golpe" para su hermano, al que ahora le "han dado (en las urnas) dos cachetaditas en la mejilla para que se despabile".

"Lo que le pide el pueblo ecuatoriano hoy al presidente es: escucha por favor, reflexiona por favor, sacúdete de ese círculo perverso de gente corrompida con otros intereses que vienen de la política antigua y vuelve a los orígenes para que seas exitoso tú, y si eres exitoso tú va a ser exitoso Ecuador", comentó.

Dijo sentir "pena" porque, en su opinión, el jefe de Estado "ha ido abandonando a los que originalmente creyeron en el proyecto" de revolución ciudadana con el que ganó las elecciones en 2006 y se dejó aislar de "los que lo quieren bien".

Al plantear el referendo, el jefe de Estado indicó que la reestructuración de la justicia es necesaria para combatir la delincuencia y sacar a los magistrados "corruptos", pero la oposición vio en la pretensión un intento de acaparar poderes.

La consulta también plantea prohibir a los medios y a la banca que posean negocios fuera de su sector y crear un Consejo de Regulación para controlar los contenidos violentos, sexuales y discriminatorios de la prensa.

Correa mantiene que las dos medidas son necesarias para evitar conflictos de intereses y mejorar la calidad de la información, mientras que los contrarios opinan que la medida puede llevar a la censura de la noticias.

"La gente reflexionó que esto no es bueno para la democracia, que meterle la mano a la justicia, como soberbiamente declararon, sin ningún rubor, no es bueno", comentó Fabricio, en referencia a una declaración del jefe de Estado en ese sentido.

En su opinión, la población le ha dado un mensaje a Correa: "Presidente, no juegues con fuego, te tenemos gratitud, creemos que eres un buen chico pero esa confianza tiene un límite. Escucha, reflexiona y corrige".

Rafael Correa cantó victoria el sábado después de que se conocieran los resultados de una encuesta a boca de urna que le daba un triunfo de más de 20 puntos en las preguntas, pero los resultados oficiales parciales dan cuenta ahora de un margen muchísimo menor y hasta negativo en la pregunta sobre el Consejo de Regulación.

Otro de los mensajes que Fabricio Correa desprende de los resultados es que su hermano "era invencible, ya no lo es, perdió el invicto (en las urnas) y la gente perdió el miedo, no necesariamente en público, por eso es que el 'exit pool' salió mal, pero la gente perdió el miedo ante las urnas y eso es vital".