El petróleo de Texas subió hoy un pronunciado 5,52 % y cerró a 102,55 dólares por barril, con lo que recuperó la simbólica cota de los 100 dólares que había perdido el jueves pasado, cuando se desplomó un impresionante 8,64 % en un día de caídas generalizadas en el mercado de las materias primas.

Al final de esta primera sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) con vencimiento en junio sumaron 5,37 dólares al precio de cierre del viernes, cuando sellaron una semana en la que acumularon una pronunciada caída del 14,7 %, su peor descenso semanal desde 2008.

El sólido avance de esta jornada se producía en parte como un efecto rebote después de la corrección que sufrió la semana pasada, cuando se depreció en todas sus jornadas, de forma que el jueves registró su mayor descenso porcentual en más de dos años y perdió el simbólico nivel de los 100 dólares por barril, sobre el que había logrado aferrarse durante casi dos meses.

Con el fuerte avance de este lunes el llamado "oro negro" recuperaba esa cota psicológica impulsado por la noticia de que el comercio alemán registró en el pasado mes de marzo los niveles más altos de su historia al aumentar su superavit comercial hasta los 18.900 millones de euros, el 11,1 % más interanual.

Los inversores también recordaban hoy que el viernes pasado el Departamento de Trabajo de EE.UU. informó de que la economía estadounidense registró una ganancia neta de 244.000 empleos el mes pasado, su tercer mes consecutivo de creación de empleo, lo que superó ampliamente las expectativas de los analistas, que habían pronosticado la creación de 185.000 empleos.

Esos datos influían más en la mente de los operadores -que según los analistas confían en que la caída de la semana pasada fue pasajera- que los renovados temores sobre la crisis de deuda en Europa después de que la agencia Standard & Poors volviera a rebajar la calificación de la deuda griega y se rumorease que ese país baraja la posibilidad de salir del euro.

También fueron muy pronunciados los avances registrados este lunes por los contratos de gasolina y los de gasóleo para calefacción para vencimiento en junio, que sumaron 18 y 12 centavos, respectivamente, para cerrar el día a 3,27 y 2,96 dólares por galón (3,78 litros).

Por contra los contratos de gas natural, igualmente para entrega en junio, se dejaron esta jornada 8 centavos, para terminar a 4,15 dólares por cada mil pies cúbicos.

En el mercado de futuros de Londres el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, también anotó un pronunciado avance, en este caso del 6,2 %, y cerró la jornada en los 115,9 dólares, con lo que recuperó parte de lo perdido la semana pasada, cuando también sufrió el estallido de la burbuja especuladora en el mercado de las materias primas.