Algunos de los principales contribuyentes de Iowa a las campañas republicanas, insatisfechos con sus opciones entre los candidatos presidenciales, buscan persuadir al gobernador de Nueva Jersey a que compita.

La petición es la señal más reciente de insatisfacción dentro del Partido Republicano en torno al grupo de candidatos que compiten por la oportunidad de postularse contra el presidente Barack Obama en el 2012.

Bruce Rastetter, ejecutivo de una compañía de energía de Iowa, y media decena más de prominentes contribuyentes del Partido Republicano en el estado buscaron la reunión con Chris Christie, dijo a la AP Mike DuHaime, principal asesor político del gobernador. La entrevista se programó para el 31 de mayo en la mansión del mandatario estatal en Princeton, Nueva Jersey.

El encuentro atestigua lo que algunos republicanos en el país consideran una falta de entusiasmo en torno a la lista de precandidatos que ha surgido. Es además inusual porque normalmente los candidatos cortejan a los electores de Iowa, quienes son los primeros en decidir en las nominaciones presidenciales, y no al revés.

Christie, quien fue elegido en el 2009 y ha llamado la atención nacional por su lenguaje duro y sus enfrentamientos con los demócratas, ha rechazado frecuente y explícitamente la idea de competir por la Casa Blanca. Sin embargo, ello no ha disuadido a estos contribuyentes de Iowa.

"No hay nadie como Chris Christie en la escena nacional para los republicanos", enfatizó Rastetter a la AP. "Así que creemos que en este momento crucial para el país, es muy importante que él compita para la presidencia, o alguien como él", agregó.

No es la primera ocasión en este año en que los republicanos de Iowa buscan ampliar la lista de candidatos para el 2012. Un ex presidente del partido estatal, Steve Grubbs, se acercó el mes pasado al asesor principal del gobernador de Indiana Mitch Daniels. Se espera que Daniels diga en algunas semanas si entrará a la competencia.

A nivel nacional, los contribuyentes a las campañas de los republicanos han alentado al ex gobernador de Florida Jeb Bush, hermano del ex mandatario George W. Bush, a que reconsidere su decisión de no competir. También se habla del legislador de Wisconsin Paul Ryan, presidente del Comité de Presupuesto de la cámara baja, como un posible contendiente.