La serpentina latinoamericana continúa enviando mensajes de protagonismo, y esta vez correspondió de nuevo a un lanzador mexicano, el abridor Yovani Gallardo, de los Cerveceros de Milwaukee.

Gallardo acaparó los reflectores desde el montículo, despues de que se acercó al juego sin hit al dominar a la artillería pesada de los Cardenales de San Luis, que además jugaban ante su público y con el "Busch Stadium" de escenario.

El campo de los Cardenales volvió a ser escenario de otra magistral actuación sobre el montículo, esta vez a cargo de Gallardo, que quedó cerca de conseguir un juego sin hit y llevó a los Cerveceros de Milwaukee a un triunfo por blanqueada de 4-0 sobre el equipo local.

Por segunda noche consecutiva los serpentineros mexicanos robaron la atención en el montículo del diamante de los Cardenales, si una jornada anterior correspondió a Jaime García conseguir juego perfecto hasta el octavo episodio y terminar aceptando sólo un imparable, esta vez tocó turno a su compatriota Gallardo.

Despues de que el dominicano Francisco Liriano, el martes, y Justin Verlander, en la jornada del sábado, consiguieron sendos juegos sin hit, y García, el viernes, se acercó a la perfección, Gallardo los imitó con la mejor serpentina latinoamericana.

Gallardo (3-2), que terminó acreditándose el triunfo, permitió un sencillo al inicio del octavo episodio, que le quitó la magia a su salida.

El mexicano bajó de la lomita tras permitir el imparable, dio cuatro bases por bolas y ponchó a seis bateadores rivales.

Gallardo, que inició la jornada con 53 imparables permitidos, esta vez sólo aceptó uno y puso fin a una mala racha de cinco salidas, en las que tuvo marca de 1-2 con 8,89 de promedio de efectividad.

Peña, brillante

En los toletes, el del primera base dominicano Carlos Peña brilló con jonrón solitario en el noveno episodio para los Cachorros de Chicago, que vencieron 3-2 a los Rojos de Cincinnati.

Peña (3) conectó batazo de vuelta entera en la novena entrada sin gente en los senderos, con el que empató la pizarra 2-2.

El dominicano estudió los envíos del cerrador dominicano Francisco Cordero, a quien le conectó batazo de cuatro esquinas por todo lo alto del jardín derecho.

La victoria la consiguió el cerrador dominicano Marcos Mateo (1-1) en una entrada y un tercio, ponchó a uno y se acreditó el triunfo.

Mateo dejó en 5.93 su promedio de efectividad al controlar a cuatro bateadores enemigos con 14 envíos, ocho de ellos perfectos.

En el camino de los jonrones, el parador en corto dominicano Jhonny Peralta conectó de vuelta entera y ayudó para que los Tigres de Detroit derrotaran por paliza y blanqueada de 9-0 a los Azulejos de Toronto.

Peralta (2) ligó su segundo vuelacercas de la temporada al botar la pelota fuera del parque en el cuarto episodio sobre el abridor Ricky Romero, a quien le desapareció la bola por todo lo alto del jardín izquierdo.

Además el bateador designado venezolano Víctor Martínez se fue de 5-2 con dos remolcadas.

En la derrota, el receptor venezolano Dioner Navarro pegó cuadrangular, pero los Dodgers de Los Ángeles perdieron 2-4 contra los Mets de Nueva York.

Navarro (1) pegó batazó de cuatro esquinas en el cuarto episodio, sin gente en el camino.

El venezolano se voló la barda sobre el abridor Dillon Gee y le botó la pelota del campo sin corredores en circulación por todo lo alto del jardín derecho.

Por los Mets, el cerrador venezolano Francisco Rodríguez (9) lanzó un episodio para acreditarse el rescate y confirmar que vuelve a tener el mismo control de sus mejores tiempos.

Rodríguez retiró a dos por la vía del ponche y dominó a tres bateadores enemigos para dejar en 1,17 su promedio de efectividad, despues de haber realizado 12 envíos, nueve de ellos a la zona perfecta.

Perfecto

Aunque no tuvo un bate de poder, el guardabosques puertorriqueño Alex Ríos se fue perfecto (4 de 4) en el triunfo de los Medias Blancas de Chicago, que vencieron 6-0 a los Marineros de Seattle.

El boricua pisó dos veces la registradora y dejó en .205 su promedio con el bate.

A pesar de la derrota, el joven Julio Teherán, a sus 20 años, se convirtió en el primer lanzador colombiano que abrió un partido en la historia de las Grandes Ligas.

El toletero Ryan Howard conectó un cuadrangular y los Filis de Filadelfia ganaron por blanqueada de 3-0 a los Bravos de Atlanta, con lo que estropearon la actuación del joven lanzador colombiano, un nativo de Cartagena.

Teherán (0-1) permitió cuatro imparables con tres carreras limpias en cuatro entradas y dos tercios que estuvo en el montículo para hacer su debut en las mayores.

Los Bravos convocaron en la jornada a su principal prospecto de pitcheo, pues necesitaban cubrir una plaza de abridor, despues de disputar el miercoles una doble cartelera.

El manejador de los Bravos, el cubano Fredi González, admitió que a pesar de la derrota Teherán confirmó todo el potencial que tiene dentro del beisbol profesional.