La República Dominicana ha repatriado desde febrero pasado a 6.243 haitianos indocumentados, arrestados cuando intentaban cruzar la frontera común o durante operativos, informaron hoy fuentes oficiales.

El jefe del Quinto Regimiento de las Fuerzas Armadas en la norteña provincia dominicana de Santiago, general José Francisco Gil, y el responsable de Migración en la zona norte, Juan Isidro Pérez, dijeron a la prensa local que los arrestos de los inmigrantes se realiza de manera normal y respetando los derechos de los indocumentados.

Mientras organismos de derechos humanos y representantes de la comunidad haitiana en Santiago pidieron hoy a las autoridades dominicanas aplicar la ley a todos los extranjeros que se encuentran de manera irregular en ese territorio.

Nowel Altes, coordinador de la comunidad haitiana en dicha provincia, la segunda en importancia del país, defendió el derecho que tienen las autoridades dominicanas de repatriar a los indocumentados, pero pidió que la ley se aplique a todos por igual.

Indicó que en el país viven muchos chinos, ecuatorianos, colombianos, cubanos y ciudadanos de otras naciones sin documentos, pero solo se persigue y se repatría a los haitianos.

Mientras que el vicepresidente de la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias y de la zona sur de Santiago, José Alberto Peña, apoyó las repatriaciones que realiza Migración.

Afirmó que después del terremoto de enero del 2010 que devastó la capital de Haití y otras ciudades de ese país, miles de haitianos se han asentando de manera irregular en barrios de Santiago.

Peña manifestó que esa sobrepoblación de haitianos provoca choques con las comunidades dominicanas y que incluso hubo amenazas de sus pobladores de expulsarlos por sus propias vías.

"Tenemos que ser objetivos, las autoridades migratorias que existían anteriormente no estaban haciendo su trabajo como esperaban las comunidades, ahora las cosas han cambiado, nos han limpiado nuestros barrios, sobretodo de los inmigrantes delincuentes, muchos de ellos prófugos de la justicia de Haití", comentó.

Asimismo, dijo que los inmigrantes haitianos que trabajan y estudian en la zona han tomado mucha conciencia y están colaborando con las instituciones comunitarias.

El mandatario dominicano, Leonel Fernández, recibió el pasado miércoles en su despacho al presidente electo de Haití, Michel Martelly, para tratar, entre otros, el espinoso tema migratorio y la reordenación de la frontera dominico-haitiana.

Martelly consideró que estos temas deben ser tratados en la Comisión Mixta Bilateral, creada en 1996 para impulsar las relaciones entre los dos países de la isla La Española.

Aunque no existen cifras oficiales, se calcula que en la República Dominicana viven entre 700.000 y un millón de haitianos indocumentados.

Distintas fuentes afirman que el número de inmigrantes haitianos en el país se elevó hasta en 200.000 personas tras el potente terremoto de 2010 en Haití que mató a más de 300.000 personas.