Los sindicatos del transporte de Uruguay decretaron hoy un paro total de sus actividades en Montevideo durante 24 horas a partir de la medianoche en protesta por el asesinato de un taxista durante un intento de asalto, lo que dejará sin transporte a los 1,2 millones de habitantes de la ciudad.

El paro será total en los autobuses urbanos e interurbanos de la capital, mientras que los taxis ya dejaron de trabajar en cuanto se conoció la noticia del asesinato y no volverán a salir por lo menos hasta que se haya producido el sepelio del trabajador, previsto para el mediodía del lunes.

El taxista José Eduardo Texeira, de 38 años, casado y padre de tres hijos murió tras recibir un disparo en la cara durante un asalto a su vehículo, cerca del estadio del equipo de fútbol de Danubio, uno de los más importantes de la ciudad.

Como es habitual en estos casos, los taxistas decretaron el paro inmediatamente y convocaron de urgencia a la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott), que decidió sumarse a la movilización a partir de las 00.00 horas del lunes.

Según explicó a los medios uruguayos el dirigente del sindicato Luis Aguirre la decisión de postergar un día la medida se debió a que hoy se juega en Montevideo el clásico del fútbol entre Nacional y Peñarol en medio de un clima enrarecido por el reciente asesinato de un hincha.

Bloquear el transporte hubiera añadido "más leña al fuego", dijo Aguirre. "Estamos tratando de generar el menor daño y conmoción posible del que ya hay", añadió.

La delincuencia y la violencia contra los trabajadores del transporte, duramente denunciadas por los sindicatos del sector, ya causó varios paros similares el año pasado.

Esta movilización ocurre además cuando el tema de la delincuencia, especialmente la causada por menores, está en el centro del debate político y genera cada vez mayor preocupación entre la ciudadanía.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino