Ecologistas de la ciudad argentina de Gualeguaychú comenzaron hoy su séptima marcha multitudinaria de protesta por la instalación de una papelera de capital finlandés en la vecina uruguaya de Fray Bentos, motivo de un áspero conflicto que ambos países declararon superado con un acuerdo de mediados de 2010.

La manifestación, que se lleva a cabo en vísperas de una reunión de los cancilleres de los dos países en Buenos Aires, busca remarcar "una vez más" que las protestas seguirán hasta que "se vaya" la gigantesca fábrica de celulosa inaugurada a fines de 2007 por la finlandesa UPM-Botnia en Fray Bentos.

"El reclamo sigue y hay que sostenerlo", dijo el alcalde de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, quien formó parte de la marcha organizada por la Asamblea Ambiental de esa ciudad situada en la provincia argentina de Entre Ríos, sobre el río Uruguay, que marca la frontera

"Estoy convencido de que mientras se mantenga vivo el reclamo, más allá de los dirigentes, vamos a lograr que Botnia se vaya de allí: el 98 % de Gualeguaychú no quiere" convivir con la papelera, aseguró a radios locales.

Los ecologistas, que se instalaron en el puente que une a Gualeguaychú con Fray Bentos, insistieron con que la papelera "sigue contaminando" al ambiente a pesar del acuerdo de julio de 2010, que estableció controles ambientales y puso fin al peor conflicto surgido entre Argentina y Uruguay en las últimas décadas.

Las autoridades de Entre Ríos han mantenido una posición moderada en esta controversia y el vicegobernador de esa provincia, José Lauritto, dijo hoy que "hace falta lograr que el Gobierno uruguayo llegue a tener el mismo interés en proteger el río Uruguay".

"Aspiro a que la CARU (comisión de administración compartida de los recursos del río Uruguay) esté a la altura de lo que le reclama la gente: me parece que debe ser firme en el control y vigilancia" ambiental, matizó.

"La confianza mutua debe construirse ya, porque no hay tiempo" ante las reclamaciones de la población, remarcó Lauritto.

Portavoces de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú dijeron que el grupo ecologista "demostrará" que "se sigue contaminando" el ambiente y expresará a los Gobiernos "que el conflicto no está terminado", entre otros puntos de una proclama que difundirán en esta marcha al cumplirse siete años del inicio de las protestas.

El canciller argentino, Héctor Timerman, se reunirá el miércoles en Buenos Aires con su colega uruguayo, Luis Almagro, para repasar temas de la agenda bilateral, entre ellos el avance del plan de control ambiental conjunto para preservar el río Uruguay.

En este sentido, un comunicado de la cancillería argentina indicó que Timerman y Almagro analizarán "la marcha" del plan de control conjunto de la papelera finlandesa "y la reciente normativa uruguaya relacionada con los efluentes de dicha planta".