El serbi Novak Djokovic derrotó a Rafael Nadal, defensor del título, por 7-5 y 6-4, en la final del Masters 1.000 de Madrid, rompiendo una racha de 37 victorias seguidas del español sobre tierra batida, y logrando la primera victoria sobre él en esta superficie, al décimo encuentro.

Nadal no perdía un partido en tierra desde hace casi dos años cuando fue derrotado por el sueco Robin Soderling en los octavos de final de Roland Garros, y había ganado antes a Djokovic nueve veces en tierra.

El jugador serbio se anotó el título 24 de su carrera y el sexto en lo que va de año: Abierto de Australia, Dubai, Indian Wells y Miami, en dos horas y 17 minutos, y continua invicto en lo que va de año, con 32 victorias, 34 si se suman las dos últimas de la final de Copa Davis del 2010.