Algunos enfrentamientos se registraron hoy entre las fuerzas de seguridad y manifestantes contra el régimen del líder libio, Muamar al Gadafi, en la capital Trípoli, según informó la cadena de televisión catarí Al Yazira.

La violencia estalló en el barrio de Suq al Yuma, en el oeste de la capital, que hasta el momento ha permanecido bajo el control gubernamental y apenas ha experimentado brotes de protestas, sofocados desde el principio por las fuerzas del régimen, indicó la misma fuente, que no precisó más detalles.

Un habitante del área de Suq al Yuma señaló que la situación "no es buena" en una conversación telefónica con Efe, en la que no quiso ofrecer más detalles porque los habitantes de la capital temen que las comunicaciones estén vigiladas por el Gobierno, según dijo.

El hombre, que prefirió mantener el anonimato por razones de seguridad, explicó que hoy no hay agua en todo el área de Suq al Yuma, barrio de clase media-alta en las afueras de Trípoli.

Según los relatos de algunos ciudadanos y de las organizaciones internacionales que han podido acceder a la capital, en Trípoli empiezan a escasear los suministros, especialmente la gasolina, mientras que los precios de los productos de primera necesidad, como el azúcar y el aceite, se han disparado.

Los representantes rebeldes en Bengasi han denunciado en repetidas ocasiones la "represión" que viven los ciudadanos de la capital, donde sólo se registraron protestas en los primeros días de la revuelta libia, que se inició el 16 de febrero.

Los insurgentes sostienen que, si hubiera libertad de expresión y de manifestación en las zonas bajo control gadafista, los habitantes de Trípoli y otras ciudades se opondrían al régimen y se unirían a los rebeldes.