Los candidatos presidenciales Ollanta Humala y Keiko Fujimori continúan empatados hoy en las encuestas de intención de voto, a menos de un mes de la segunda vuelta electoral en Perú, con 40,7 % y 40,5 %, de acuerdo con el sondeo del Instituto de Opinión Pública (IOP) de la Pontificia Universidad Católica.

La encuesta entregada hoy a los medios de comunicación precisó que el porcentaje de votos blancos o viciados asciende al 11 % y que hay un 7,6 % de indecisos.

Teniendo en cuenta únicamente los votos válidos, Humala tiene el 50,1 % y Fujimori el 49,9 % de la votación con miras a la segunda vuelta del 5 de junio en Perú.

Sin embargo, el IOP indicó que la hija del exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000) saca una ventaja considerable en Lima gracias al apoyo de los electores que votaron en primera vuelta por el exministro Pedro Pablo Kuczynski y el exalcalde de Lima Luis Castañeda.

La encuesta ratifica que la legisladora Fujimori tiene el respaldo de los sectores económicos más pudientes (A y B), de un amplio porcentaje de la capital peruana, el norte y la selva peruanas.

Por su parte, Humala, del partido nacionalista Gana Perú, saca ventaja en el resto del país (especialmente el sur y centro andinos), salvo en el oriente, que tiene un peso electoral pequeño, acotó el IOP.

El apoyo por Humala está marcado por el votante masculino y de los sectores económicos más humildes (C, D y E).

La encuesta del IOP se aplicó a una muestra de 1.570 personas a nivel nacional del 30 de abril al 5 de mayo.

Tiene un nivel de confianza del 95 % y un margen de error del 2,47 %.

Esta semana otra empresa encuestadora, Ipsos Apoyo, reveló un sondeo en el que ambos candidatos tienen un virtual empate técnico de 39 % para Humala y 38 % para Fujimori.

De acuerdo con esos sondeos, Humala ha tenido un retroceso en los últimos días, de entre dos y tres puntos porcentuales, respecto a los resultados que tenía a fines de abril pasado.

En la primera vuelta electoral del 10 de abril, Humala fue el candidato más votado con un 31,6 % de los sufragios, mientras que Fujimori fue la segunda con un 26,5 %, lo que significa que el nacionalista no está consiguiendo mantener esa ventaja.