La seguridad ciudadana y el combate a la violencia serán los ejes de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que tendrá lugar del 5 al 7 de junio en El Salvador, confirmó hoy el organismo hemisférico.

"Se trata de un problema que no sólo atenta contra la seguridad, la salud y la integridad física (...) sino que afecta directamente a los fundamentos del desarrollo económico y amenaza la integridad de las instituciones democráticas de nuestra región", afirmó sobre el tema el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

La OEA citó en un comunicado que la última medición del Latinobarómetro establece que "la población de América Latina y el Caribe cree que la protección contra el crimen es el aspecto de la democracia que está menos garantizado".

El 90 % de los latinoamericanos cree que puede ser víctima de un delito con violencia y la percepción de la delincuencia ha aumentado en la última década de un 9 % en 2004 a un 27 % en 2010, según este reporte.

En la próxima Asamblea General, los ministros de Relaciones Exteriores buscarán generar nuevas iniciativas para combatir la creciente criminalidad que afecta a la región y responder a la creciente demanda de los ciudadanos de contar con garantías para vivir y desarrollarse libremente, informó la OEA.

Asimismo, el organismo hemisférico advirtió que "los homicidios en nuestra región duplican el promedio mundial, y algunos de los países de América Latina y el Caribe exhiben las más altas tasas de homicidio del mundo", según datos del Observatorio Interamericano de Seguridad Ciudadana.

De acuerdo con estos datos, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes en el hemisferio se elevó en 15,73 en promedio en 2009 y existe un alto número de ciudades grandes de la región en las que las tasas de homicidios oscilan entre 40 y 120 por cada 100.000 habitantes.

El ministro de Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, ya había anunciado en diciembre pasado la elección de la seguridad ciudadana como tema principal del debate de la Asamblea General de la OEA, al resaltar que se trata de "elevar la atención" sobre una problemática que se afronta en todo el continente.

En el borrador de la "Declaración de San Salvador" para la Asamblea General, el ministro salvadoreño explicó que "la seguridad ciudadana es un bien público que los Estados" tienen "la obligación de proporcionar a nuestros ciudadanos".

La reunión de junio, dijo Martínez, tiene como objetivo fortalecer la promoción de una cultura de paz y de responder "de manera participativa, articulada e integral a las complejas amenazas a la seguridad en nuestros países".

La OEA subrayó la importancia de mecanismos ya aprobados como el Centro de Estudios de Justicia de las Américas, las iniciativas de la OEA para el control de armas de fuego, y para la lucha contra la trata de personas.