La Cumbre de jefes de Estado o Gobierno de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) arrancó hoy en Yakarta con un llamamiento a la unidad regional quebrantada por el conflicto territorial que mantienen dos de sus socios: Tailandia y Camboya.

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, resaltó en su discurso de inauguración del encuentro, que la ASEAN cuenta con "una identidad y un pueblo común".

Los mandatarios de los diez estados de la organización regional tienen previsto analizar la disputa entre los gobiernos de Camboya y Tailandia a causa de discrepancias sobre los límites territoriales y la petición de Birmania de presidir la ASEAN, en 2014.

Indonesia, que este año ocupa la presidencia de turno del grupo de naciones del sudeste de Asia, informó a última hora de ayer de que Tailandia y Camboya han aceptado que observadores indonesios se trasladen a la zona fronteriza de conflicto.

La iniciativa fue discutida con anterioridad por las partes implicadas en el conflicto, aunque posteriormente rechazada por Tailandia, sobre todo por su Ejército.

Camboya y Tailandia comparten una parte de frontera que nunca ha estado claramente definida, lo que ha provocado en la última década varios enfrentamientos entre sus respectivas fuerzas.

En las últimas semanas han muerto 18 personas a causa del intercambio de fuego de artillería;la pugna arrancó en 2008, cuando la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad e incluyó en territorio camboyano Preah Vihear, un templo hindú del siglo XI.

Durante los dos días que durará la cumbre de la ASEAN, el ministro de Asuntos Exteriores indonesio, Marty Natalegawa, se reunirá con su homólogos de Camboya y Tailandia "para tratar de encontrar una base común para el envío de observadores indonesios a la frontera".

Asimismo, está previsto que los mandatarios debatan la petición de Timor Oriental de formar parte de la organización, a pesar de que países como Singapur ya se han opuesto a la aceptación de ex colonia portuguesa.

Otro asunto que se tratará durante la reunión será la propuesta de Birmania (Myanmar) de presidir la ASEAN en 2014, año que según el calendario rotatorio de la organización corresponde a Laos.

Birmania comenzó a ser gobernada por generales tras el golpe de estado de 1962, y el sistema autoritario adoptó aspecto civil después de que en marzo de este año la Junta Militar anunciara su disolución como parte de un proceso de transición hacia lo que denominó "democracia vigilada".

Sin embargo, las organizaciones de derechos humanos creen que otorgarle la presidencia a Birmania sería motivo de "vergüenza" para la ASEAN.

La ASEAN, fundada en 1967, está compuesta por Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.