Jaime García tuvo tan buen desempeño con su bola rápida que su compañero de equipo Ryan Theriot dijo que el mexicano bien podría haber vencido a cualquier rival con tan solo ese lanzamiento.

García llevó el viernes un juego perfecto hasta la octava entrada y terminó por permitir dos imparables en la blanqueada de los Cardenales de San Luis por 6-0 sobre unos ineficaces Cerveceros de Milwaukee.

"Definitivamente este es uno de los mejores días de mi corta carrera", dijo García. "Fue muy emocionante estar ahí".

García (4-0) dio una base por bolas en cuatro lanzamientos a Casey McGehee con un out en el octavo episodio. En el siguiente lanzamiento, el cubano Yuniesky Betancourt conectó un sólido sencillo rodado al jardín izquierdo para terminar la labor sin hit del pitcher mexicano.

"Noté en la sexta o en la séptima entrada que nadie me hablaba, pero siempre lo supe", dijo García. "Sabía que llevaba un juego perfecto y resultaba muy difícil no pensar en eso".

Theriot, el paracorto de los Cardenales, también pensaba en eso. Theriot se mostró preocupado por perder movilidad luego de recibir un pelotazo en su espinilla izquierda en la primera entrada y ser relevado por un bateador emergente en la cuarta entrada.

"En un partido como este uno no desea ser relegado", dijo Theriot. "La labor de Jaime fue grandiosa".

García lanzó un juego de cuatro imparables para blanquear a los Padres en su primera apertura, pero no había pasado de seis capítulos en ninguna de sus siguientes cinco apariciones. Las Grandes Ligas retuvieron a García por varios minutos después de la tercera blanqueada de su carrera por motivos no revelados.

El dominicano Albert Pujols pegó un sencillo y un elevado de sacrificio e impulsó tres carreras para los Cardenales, quienes vencieron a un lanzador fuerte por segundo juego consecutivo.

Randy Wolf (3-3) iniciaba el partido con promedio de carreras limpias admitidas de 0.65 en sus últimos cuatro juegos, pero recibió seis carreras en cinco episodios y golpeó a tres bateadores.

"Definitivamente fue una noche en la que mi control fue el peor en años, eso es un hecho", dijo Wolf. "Hubo ocasiones en las que perdía todo el plato. Cuando uno hace eso, es casi imposible tener una buena actuación".

Mientras que en Filadelfia, Cliff Lee se vio dominante.

Los cuatro bateadores que lograron conectar imparable en su contra el viernes hicieron el suficiente daño para opacar sus 16 ponches y los Bravos de Atlanta derrotaron 5-0 a los Filis de Filadelfia.

"Es bueno, pero perdimos el partido, así que a nadie le importa", dijo Lee.

Lee (2-3) estableció un récord de ponches en las Grandes Ligas para esta temporada y se quedó a uno de la marca de la franquicia. El récord de ligas mayores para un juego de nueve entradas es de 20 ponches.

Derek Lowe lanzó el viernes un juego sin hits hasta la séptima entrada y los Bravos de Atlanta ganaron su sexto partido consecutivo.

Shane Victorino conectó un sencillo al inicio del séptimo episodio en el primer hit contra Lowe y el dominicano Plácido Polanco le siguió con un doble. El lanzador derecho dejó entonces el montículo con lo que parecía una lesión en una pierna.

"Sabía que no podía estar sucediendo", dijo Lowe sobre la posibilidad de lograr un partido perfecto. "Sabía que tendría un final abrupto. Me siento muy decepcionado".

Al parecer Lowe (3-3) se lastimó en la parte alta del mismo capítulo después de embasarse con un sencillo y correr a la segunda base con otro sencillo de Chipper Jones.

"Eso fue lo más molesto que he llegado a estar mientras lanzo bien", dijo. "Resulta frustrante no poder mantenerme en el montículo. Pero una victoria de 5-0 en este estadio en contra de un equipo talentoso no resulta nada mal".

Brian McCann tuvo un par de dobletes y una carrera producida, mientras que el venezolano Alex González bateó tres imparables y produjo una anotación para los Bravos.

Lee (2-3) estableció un récord de ponches en las Grandes Ligas para esta temporada y se quedó a uno de la marca de la franquicia. El récord de ligas mayores para un juego de nueve entradas es de 20 ponches.

En el resto de la jornada, en la Liga Americana, Tampa Bay derrotó 6-2 a Baltimore; Toronto 7-4 a Detroit; Minnesota 9-2 a Boston; Nueva York (Yanquis) 4-1 a Texas; Oakland 3-2 a Kansas City; Los Angeles (Angelinos) 2-1 a Cleveland, en 11 entradas; y Seattle 3-2 a Chicago (Medias Blancas).

En la Liga Nacional, Cincinnati venció 5-4 a Chicago (Cachorros); Houston 3-2 a Pittsburgh; Nueva York (Mets) 6-3 a Los Angeles (Dodgers); Washington 3-2 a Florida, en 10 entradas; San Diego 4-3 a Arizona, en 11 entradas; y San Francisco 4-3 a Colorado.