Un hotel ha tenido que soportar rabiosas llamadas telefónicas porque una cuerda rota en su asta llevó a algunos a pensar que el negocio estaba de luto por la muerte de Osama bin Laden.

La cuerda dejó a media asta la bandera de Estados Unidos durante varios días esta semana afuera de un hotel Hampton Inn en Springfield, en el oeste de Ohio. El subgerente general Connie Smith dijo al periódico Springfield News-Sun que el hotel "comenzó a recibir llamadas a diestra y siniestra" de personas que asumieron que la gerencia apoyaba a bin Laden.

Smith dice que un hombre amenazó con cortar el asta de la bandera.

Agrega que la ciudad es "evidentemente patriótica."

El periódico reporta que la cuerda se rompió cuando el hotel estaba tratando de ser respetuoso con las barras y las estrellas al sustituir una bandera que se había deshilachado.