El general José Efraín Ríos Montt, quien gobernó de facto Guatemala entre 1982-1983 y es actual diputado al Congreso de Guatemala, anunció su retiro de la política a sus 85 años de edad, informó hoy la prensa local.

El exdictador dijo, en declaraciones que publica hoy el diario local El Periódico, que ya no participará para ningún cargo en las elecciones generales del próximo 11 de septiembre.

Luego de una carrera de 35 años, Ríos Montt, acusado de múltiples violaciones a los derechos humanos, señaló al diario que quiere dedicar los últimos años de su vida a formar nuevos militantes para su partido, el Frente Republicano Guatemalteco (FRG).

El militar retirado lleva tres periodos como diputado al Congreso y en el 2003 participó como candidato a la Presidencia, pero quedó en tercer lugar.

"Estoy consciente de las posibilidades y capacidades, me faltan 15 años para cumplir los 100, vano es que yo esté aquí meditando", señaló el político.

"No pretendo ocupar un puesto de elección" en los comicios generales del próximo 11 de septiembre manifestó Ríos Montt, quien aseguró que los espacios se dejarán a gente joven y preparada que pertenece al FRG.

Al ceder su espacio, dijo, espera que su partido no muera en las próximas elecciones, en los que su hija, Zury Ríos Sosa, pretende participar como candidata presidencial.

Según Ríos Sosa, el retiro de la política de su padre "no es nuevo", ya que desde hacía algunos meses lo dejó entrever al dejar la secretaría general de la agrupación política que creó en 1990.

"Ya cumplió con la historia", dijo la también diputada al Congreso.

Explicó que la petición de su padre es que los puestos públicos en los próximos comicios sean ocupados por gente joven.

Según el secretario general del FRG, Luis Fernando Pérez, Ríos Montt dejará un legado "invaluable al partido".

Este militar, que nació el 16 de junio de 1926 en el departamento noroccidental de Huehuetenango, inició su carrera política en 1974 cuando fue candidato a la Presidencia por la desaparecida Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG).

Los comicios supuestamente fueron ganados por Ríos Montt, pero un fraude electoral llevó a la primera magistratura al también general Kjell Eugenio Laugerud García.

Ríos Montt fue enviado entonces como embajador de Guatemala a España (1974-1977), pero el 23 de marzo de 1982, tras un golpe militar, asumió la jefatura de Estado hasta el 8 de agosto de 1983, cuando fue derrocado en otra asonada castrense que llevó al poder al general Oscar Mejía Víctores.

El militar fue presidente del Congreso en los periodos 1995-1996 y 2000-2003 y su partido gobernó entre 2000-2004 con Alfonso Portillo, quien está detenido y enfrenta un proceso judicial por una millonaria malversación de fondos públicos.

Las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado (1960-1996), una de ellas ante la Audiencia Nacional de España planteada por la premio nobel de la paz de 1992, Rigoberta Menchú, en contra de varios militares, incluido Ríos Montt, no han prosperado.

Según denuncias de organismos de derechos humanos, en los 17 meses que gobernó de facto Ríos Montt se produjeron múltiples matanzas que dejaron más de 10.000 muertos.