Rajon Rondo tuvo seis puntos y 11 asistencias el sábado a pesar de jugar el cuarto periodo con su codo izquierdo dislocado, y los Celtics de Boston derrotaron 97-81 al Heat de Miami en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia del Este.

Miami tiene ventaja de 2-1 en la serie al mejor de siete partidos. El cuarto partido está programado para jugarse el lunes por la noche en Boston.

Kevin Garnett tuvo 28 puntos y 18 rebotes, y Paul Pierce anotó 27 para los campeones defensores de la Conferencia del Este y lograron evitar una brecha de 3-0 en la serie de la que ningún equipo de la NBA se ha logrado recuperar.

Dwyane Wade tuvo 23 puntos y siete asistencias, y Joel Anthony volvió a contribuir desde la banca al anotar 12 puntos y sumar 11 rebotes. LeBron James encestó 15, mientras que él y Wade, juntos, acertaron sólo 14 de sus 35 lanzamientos.

Rondo se estrelló contra la cancha tras un enredo con Wade en el tercer cuarto y tuvo que recibir ayuda para salir del campo, con su brazo izquierda inmovilizado por el médico del equipo. Pero regresó al comienzo del cuarto periodo y, a pesar de jugar con su brazo izquierdo colgando a su lado, ayudó a los Celtcis con la chispa de la que habían carecido en los dos primeros juegos.

En el estadio donde la carrera de James con Cleveland llegó a su fin, Boston mostró su primera verdadera resistencia en la serie, al alcanzar una ventaja de 16-7 en los primeros minutos. Después de que Miami se recuperó en el segundo cuarto para ponerse en ventaja, los Celtics dominaron la segunda mitad, con Rondo como su líder emocional.

El base regresó a la banca de los Celtics al final del tercer cuarto, y la multitud se puso de pie cuando las pantallas mostraron su imagen en el banquillo. Regresó para el comienzo del cuarto periodo y obviamente favoreció su brazo izquierdo, pero eso no le impidió una clavada después de robar un balón con 8:39 por jugar, que le dio a Boston una ventaja de 81-69.

"Está definitivamente apretado", dijo Rondo en la transmisión tras el partido, y en un momento dado habló de su codo como si estuviera partido. "Es una sensación que nunca había experimentado antes. Con nuestros entrenadores, estoy seguro de que estaré listo para el próximo juego".

Shaquille O'Neal regresó para Boston y no influyó mucho en el juego. Anotó dos puntos, con cero rebotes, en 8:29 para sus primeros minutos de la postemporada.