El Festival de Cannes anunció hoy la inclusión en la selección oficial de su edición de este año de dos filmes, rodados en "semiclandestinidad" por los cineastas iraníes Jafar Panahi y Mohammad Rasoulof.

Se trata de "Bé Omid é Didar", dirigido por Rasoulof, que participará en la sección "Una cierta mirada", y de "In Film Nist", realizado por Panahi y Mojtaba Mirtahmasb y que se exhibirá en una sesión especial, precisó la organización del Festival, que comienza el próximo 11 de mayo.

Los filmes han sido dirigidos "en condiciones semiclandestinas y han llegado al Festival en los últimos días", según anunciaron los organizadores, que completan así la selección de filmes oficiales en exhibición en Cannes.

Panahi, condenado en su país a seis años de cárcel y a inhabilitación durante 20 años, envió el pasado jueves un mensaje al Festival en el que aseguró que "el hecho de estar vivo y el sueño de mantener intacto el cine iraní nos anima a superar las restricciones actuales que nos son impuestas".

"Bé Omid é Didar" será proyectada el 13 de mayo, está interpretada por Leyla Zareh, Fereshteh Sadreorafai, Shahab Hoseini y Roya Teymorian y narra la historia de un joven abogado de Teherán que busca un visado para poder abandonar el país.

El Festival de Cannes informó de que la cinta fue rodada durante el invierno pasado.

En cuanto a "In Film Nist", se exhibirá en sesión especial el 20 de mayo y cuenta cómo, desde hace meses, Panahi aguarda el veredicto del tribunal de apelación.

"Por medio de la representación de un día de su vida cotidiana, Jafar Panahi y otro cineasta iraní, Mojtaba Mirtahmasb (director del documental y antiguo ayudante de dirección) nos proponen una visión de la situación actual del cine iraní", según los organizadores de Cannes.

En una declaración conjunta, el delegado general del Festival, Thierry Frémaux, y el presidente del evento, Gilles Jacob, aseguraron que "el filme de Mohammad Rasoulof y las condiciones en las que se ha hecho, y este diario de Jafar Panahi sobre los días de su vida como artista privado de trabajar son, por su propia existencia, una resistencia a la condena que les afecta".

"Que los manden a Cannes al mismo tiempo, en el mismo año en el que conocen la misma suerte, es un acto de valentía y un maravilloso mensaje artístico", declararon Frémaux y Jacob.

En su mensaje, Panahi -quien fue designado jurado de la pasada edición de Cannes, aunque no pudo desplazarse al Festival, que le dedicó un homenaje- dice: "nuestro deber nos incita a no ceder en absoluto y a buscar soluciones".