Representantes de universidades iberoamericanas se reunieron hoy en Ecuador para desarrollar programas conjuntos de doctorado, informó Roberto Beltrán, director ejecutivo del programa Campus, de la Organización Universitaria Interamericana (OUI).

Tras la jornada de encuentros, instituciones de España, México, Estados Unidos, Canadá, Brasil y Costa Rica ofrecieron coordinar programas de posgrado con entidades de Ecuador, según la Universidad Técnica Particular de Loja, donde tuvo lugar el acto.

La cita, denominada "Primer encuentro nacional sobre doctorados de tiempo compartido e incubadoras de investigación", congregó en Loja, ciudad del sur de Ecuador, a representantes de una docena de universidades ecuatorianas y delegados de entidades de otros países iberoamericanos.

"La cooperación internacional es fundamental para desarrollar la universidad", dijo Beltrán a Efe.

Uno de los retos de Ecuador es aumentar el número de doctores en la enseñanza universitaria, pues de los cerca de 23.200 docentes que había en 2009 en universidades del país, sólo unos 250 tenían un título de doctor, según Beltrán.

En este sentido, el vicepresidente de la Asociación Universitaria de Iberoamérica, Francisco López, enfatizó que incluso hay universidades ecuatorianas que "no tiene ni un doctor en su plantilla".

Otro de los problemas, según Manuel Baldeón, secretario nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, es que "no existen programas de doctorado en ciencias duras" en el país.

Según datos de la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT), Ecuador tan sólo otorgó 53 doctorados en 2008.

Con una ley de educación que entró en vigencia a finales de 2010, en diez años el 70 % de docentes en las universidades ecuatorianos deberán tener doctorado.

"Si conseguimos que el Gobierno de España establezca un convenio con el de Ecuador facilitaríamos programas de posgrado para universidades ecuatorianas y sus doctores", apuntó Beltrán.

Por su parte, Salvador Ordoñez, rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de España, expuso que el reto es establecer programas de doctorado conjuntos entre entidades extranjeras y de Ecuador, en los que los ecuatorianos no tengan que estar demasiado tiempo en el exterior.

Las universidades "quieren que no se desarraiguen (estudiantes ecuatorianos), evitar la fuga de cerebros y de personas valiosas que se puedan quedar en terceros países", explicó.

Por su parte, López enfatizó que la formación "integral de una persona" permitirá que Ecuador tenga a la vez un "desarrollo social, económico y sostenible", por eso dijo que es muy importante que se tome conciencia de que "desarrollar las universidades es algo fundamental en un país".

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación de Ecuador, que participa en la reunión en Loja, impulsa un programa de becas para que los ecuatorianos estudien maestrías o doctorados en el exterior.

Los becados tienen la obligación de volver al país durante cierto tiempo una vez que se graduen, con el objetivo de evitar el "éxodo" de profesionales.

Se prevé que en 2011 se beneficien unas 1.000 personas, en 2012 cerca de 2.000 y en el 2013 alcancen las 3.000, dijo Baldeón.