Destacados legisladores paquistaníes pidieron el sábado la renuncia del presidente Asif Alí Zardari y varios de sus colaboradores tras el ataque estadounidense que mató a Osama bin Laden y avergonzó al país.

Las demandas siguieron a las incógnitas sobre hasta qué punto el gobierno paquistaní conocía el lugar donde se ocultaba bin Laden y por qué las fuerzas armadas no pudieron evitar la incursión de los comandos navales estadounidenses, llegados sigilosamente en helicópteros, para matar al líder de al-Qaida.

Los funcionarios paquistaníes dijeron que no estaban al tanto de la situación, algo muy difícil de creer para muchos paquistaníes, ya que bin Laden se escondía en Abotabad, una aldea militar situada a dos horas y media de la capital, Islamabad, por carretera.

El ex canciller Shah Mahmood Qureshi, ahora legislador por el gobernante Partido Popular de Pakistán, culpó de los hechos a Zardari y al primer ministro Yousuf Raza Gilani, aunque debido en gran parte a pasados conflictos entre ellos.

"Es una grave violación de nuestra soberanía, pero deben renunciar el presidente y el primer ministro, y nadie más", dijo Qureshi a los reposteros en Lahore.

El parlamentario opositor Chaudhry Nisar Alí Khan dijo que los jefes militares y del espionaje deberían renunciar a sus cargos. Esos mandos al parecer ejercen desde la sombra el verdadero poder en Pakistán.

"De arriba abajo, los responsables deberían encarar la responsabilidad, y creo que tras esa gran tragedia, deberían dimitir", dijo Khan a los periodistas en Lahore. "Es lo que pide la calle en Pakistán".

Empero, no quedó claro si serán obligados a renunciar varios funcionarios de alto rango.

"No es el momento de echar sal a las heridas", dijo el ministro de Información paquistaní Firdous Aashiq Awan al ser preguntado por los pedidos de renuncia de altos funcionarios. "Ha llegado el momento de curar las heridas de la nación".

____

Los periodistas de AP Zarar Khan en Chak Shah Mohammad, Pakistán, y Sebastián Abbot y Deb Riechmann, en Islamabad, contribuyeron a este despacho.