Los ministros de finanzas de varios países europeos se reunieron el viernes, en medio de preocupaciones sobre Grecia y Portugal, aunque funcionarios griegos y de otras naciones integrantes de la Unión Europea negaron tajantemente los reportes de una revista en la internet, la cual informó que Atenas contemplaba la posibilidad de abandonar la eurozona.

"Esta es una reunión entre algunos ministros de finanzas que había sido prevista desde hace tiempo. La salida de Grecia de la eurozona no figura ni ha figurado nunca en la agenda de esta reunión", dijo Steffen Seibert, vocero de la Canciller alemana Angela Merkel.

El ministro griego de finanzas, George Papaconstantinou, asistió al encuentro informal en Luxemburgo, convocado por el primer ministro de ese ducado Jean Claude Juncker, informó la dependencia de Grecia.

Las conversaciones se realizaron "en el marco de la reunión de ministros de finanzas de la eurozona que participan en el Grupo de los 20 países más desarrollados y economías emergentes". El ministro griego fue invitado a participar "para intercambiar opiniones sobre la situación financiera en su país", añadió la dependencia en un comunicado.

"Es absolutamente evidente que en estas conversaciones no se discutió ni planteó asunto alguno respecto de la participación de Grecia en la eurozona, como han informado varios medios extranjeros, de manera irresponsable y por motivos particulares", señaló.

Más temprano, el ministerio rechazó categóricamente el reporte de Spiegel Online, según el cual, Atenas consideraba retirarse de la moneda común de la Unión Europea. El reporte, que hizo tambalearse el euro, añadió que los titulares de finanzas de la eurozona sostenían un encuentro secreto de carácter urgente en Luxemburgo, el viernes por la noche, para abordar el asunto.

El euro cayó a 1,4470 dólar, respecto del 1,4530 en que se cotizó el jueves por la noche. Se había ubicado en 1,4942 dólar el miércoles, su mayor nivel desde diciembre del 2009.