El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, estimó hoy que entre 3 o 4 semanas es un plazo "realista" para que se ponga fin a la operación militar aliada sobre Libia.

"Hay hipótesis optimistas que hablan de pocos días e hipótesis más realistas que de algunas semanas, tres o cuatro", dijo el ministro italiano en un acto en Palermo (Sicilia), tras presidir ayer la segunda reunión del Grupo de Contacto sobre Libia.

"Sin duda es necesario intensificar la presión para poder dar inicio a la iniciativa política. Éste es el éxito de la reunión de ayer, que fue muy importante", agregó el político, en declaraciones que recogen los medios italianos.

Estas palabras vienen a precisar un poco más las estimaciones que el ministro de Asuntos Exteriores de Italia considera "realistas", después de que ayer hablara de "pocas semanas" para poder alcanzar un alto en fuego en Libia.

Frattini explicó además que el planteamiento de Turquía de llegar a un alto el fuego en una semana no fue incluido en las conclusiones del encuentro del Grupo de Contacto por ser demasiado optimista, pero reconoció que el régimen del líder libio, Muamar al Gadafi, ha visto ya reducido un 40 % su arsenal gracias a la operación aliada.

El ministro italiano habló además en Palermo de la muerte del terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden, que, según él, no supone el fin del terrorismo internacional, y de las repercusiones que ello puede traer para la seguridad.

"Tenemos que mantener muy alta la guardia. Evidentemente en el sur del Mediterráneo, en el Norte de África, hay células del terrorismo internacional que han golpeado y, desafortunadamente, podrían volver a golpear", indicó Frattini.

"No debemos caer en alarmismos. La prevención italiana, nuestros servicios de inteligencia, las fuerzas de Policía, siempre han conseguido resultados muy importantes, también con las significativas detenciones que han frustrado atentados. Ciertamente no caer en alarmismos no quiere decir ser imprudente", agregó.