El actor hispano-alemán Daniel Brühl, a punto de concluir en Cuba el rodaje de un corto del filme "Siete días en La Habana", cree que en la isla "en un par de años cambiarán muchas cosas" y asegura que le gustaría volver para rodar otra película a las órdenes del cineasta español Julio Médem.

"Nunca había estado en La Habana y hacía años que tenía mucho interés de venir aquí", declaró a periodistas el protagonista de filmes como "Good bye Lenin", "Salvador", "The edukators" e "Inglorious Basterds".

Durante un receso en el penúltimo día de la filmación del episodio "La tentación de Cecilia", dirigido por Médem, Brühl explicó que, siendo medio alemán, es "muy interesante" el proceso que vive Cuba actualmente.

"Crecí en el oeste de Alemania y cuando el muro cayó (en noviembre de 1989) tenía 11 años, pero nunca he estado en la Alemania Democrática (del Este) y ahí hubo al final una situación un poco similar a la de aquí (en Cuba)", apuntó.

El actor, que vive entre la ciudad española de Barcelona -donde nació- y Berlín, dijo que siempre ha tenido "curiosidad" de venir a Cuba, "ver este país en la situación de ahora" porque en su opinión "en un par de años cambiarán muchas cosas".

Rodar por primera vez una película con Julio Médem ha sido también motivación principal para que Brühl decidiera venir a La Habana: "Es uno de los directores que más admiro en el cine europeo", "siempre me ha impresionado mucho la delicadeza con la cual cuenta historias de amor".

Médem integra junto al puertorriqueño Benicio del Toro, el francés Laurent Cantet, el palestino Elia Suleiman, el cubano Juan Carlos Tabio y los argentinos Pablo Trapero y Gaspar Noé el grupo de realizadores encargados de filmar las siete historias que pretenden ofrecer una particular mirada de una semana en La Habana.

Este viernes cierra los rodajes de la serie con su historia en "Siete días", que trata sobre un triángulo amoroso muy pasional integrado por un español que llega a La Habana, una cantante cubana y su pareja, un jugador de béisbol.

Parte del argumento está basado en la novela costumbrista cubana del siglo XIX "Cecilia Valdés", del escritor Cirilo Villaverde.

"Este corto, es una historia de amor y para mí qué mejor hacer. Me pareció un corto muy fino, muy sutil, porque mi personaje podría haber sido otro, pero se trata de un chaval que viene simpático, profesional, entrañable, que está buscando talento y se enamora de esta chica, es algo más romántico", subrayó.

Brühl lamentó no haber estado antes "para ver cómo trabajan los otros directores". "A todos los admiro mucho y me hubiese gustado ver las diferentes maneras de contar un día en La Habana", agregó.

Adelantó que su próximo proyecto es con el director de "Good Bye Lenin", Wolfgang Becker, y que también tiene en planes trabajar en películas en Chile, una de ellas sobre el desaparecido presidente Salvador Allende.

El proyecto de "Siete días en La Habana", que ha contado con el escritor cubano Leonardo Padura como coordinador de guiones, está coproducido por la española Morena Films y la francesa Full House, con un presupuesto cercano a los tres millones de euros y su estreno se espera para finales de este año.