Unilever llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia, con lo que podría completar su compra de la compañía de productos para el cabello Alberto-Culver Co., en 3.700 millones de dólares.

Los reguladores federales habían señalado que la transacción generaba preocupaciones de conductas monopolísticas, al reducir la competencia en los mercados de fijador en aerosol para el cabello, champú y acondicionador de bajo costo.

Bajo los términos del acuerdo anunciado el viernes, Alberto-Culver deberá deshacerse de su marca de productos para el cabello VO5, y Unilever debe vender su marca Rave.

Ahora se espera que la compra se cierre el 10 de mayo.