La inflación acumulada en los primeros cuatro meses del año alcanzó el 1,6% al registrarse un aumento en los precios en abril de 0,3%, informó el viernes el Instituto Nacional de Estadísticas.

La cifra, que estuvo levemente por debajo de las expectativas del mercado, provocó la complacencia del ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

"Tenemos buenas noticias porque el mercado esperaba 0,4%. Se detienen las alzas que habíamos visto. Ahí hay un elemento positivo que se añade al crecimiento espectacular que tuvimos en marzo (15,2", dijo Larraín en declaraciones a radio Cooperativa.

En doce meses la inflación acumulada fue de 3,2%.

El aumento de 0,3% en abril estuvo marcado por mayores precios en alimentos y algunos servicios públicos, así como los combustibles y el transporte.

El aumento de los precios en los primeros meses del año había causado preocupación en las autoridades y el Banco Central, que desde enero ha aumentado la tasa de interés desde el 3,25% al 4,5% preocupado por el repunte inflacionario. En 2010 la inflación fue de 3%.

El Banco Central, en su último informe sobre política monetaria al Senado, aumentó sus proyecciones inflacionarias y las estableció en un rango de 4,3%, un punto por sobre lo estimado a comienzos de año, debido fundamentalmente al mayor precio del petróleo y sus derivados.