Nicolas Cage no deberá responder a cargos penales derivados de su arresto el 16 de abril pasado en Nueva Orleáns, dijo su abogado el viernes.

El actor fue detenido en el barrio francés después de aferrar el brazo de su esposa y golpear con el puño varios autos durante una discusión sobre si una casa vecina era la que estaban rentando. Cage, que estaba borracho, fue acusado de abuso, alteración del orden y ebriedad en lugar público.

El abogado Harry Rosenberg dijo que la fiscalía de la Parroquia de Orleáns desestimó los cargos y no habría proceso.

Según el vocero de la fiscalía, Christopher Bowman, los fiscales determinaron que "la conducta (de Cage) no constituyó conducta criminal".

Cage estaba en libertad bajo fianza de 11.000 dólares.