El colombiano Oscar Julián Ruiz fue distinguido el jueves por la Conmebol poco antes de arbitrar el partido Cerro Porteño-Estudiantes de la Plata en la Copa Libertadores, el último de su carrera.

Autoridades del organismo continental entregaron a Ruiz una obra artesanal para conmemorar su amplia trayectoria como silbante, en la que presidió 79 encuentros desde 1992, incluyendo cuatro finales de la Libertadores.

"Ruiz registra un récord para la Conmebol porque nunca nadie alcanzó 79 partidos. A partir de la próxima semana se incorporará al plantel de instructores de la FIFA", informó a la AP Néstor Benítez, vocero de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Aunque le faltó silbar la final de un Mundial, señaló el portavoz, "con su récord se incorpora a la galería de destacados junto a los brasileños Arnaldo César Coelho (final del Mundial España 82) y Romualdo Arppi Filho (final México 86) y el argentino Horacio Elizondo (final Alemania 2006)".

El colegiado, nacido en la ciudad colombiana de Villavicencio hace 41 años, arbitró las finales Sao Caetano-Olimpia (2002), Boca Juniors-Santos (2003), Gremio-Boca Juniors (2007) e Internacional-Guadalajara (2010), todas ellas en la Libertadores.