Arturo Valenzuela abandonará su cargo de subsecretario de Estado para el hemisferio occidental para regresar al cuerpo docente de la Universidad de Georgetown, se informó el jueves.

Un funcionario del Departamento de Estado que habló a condición de anonimato por no estar autorizado a pronunciarse sobre el tema, no dijo cuál será el último día de trabajo del funcionario ni cuándo se buscará a su sucesor.

Valenzuela se había desempeñado como director del centro para estudios latinoamericanos de Georgetwon cuando asumió el cargo en noviembre del 2009.

La oficina de prensa de Georgetown no respondió un correo electrónico solicitando información.

Durante su ejercicio académico, que incluyó un cargo similar en la universidad de Duke y cátedras en las universidades de Oxford, Sussex, Florencia y la Católica de Chile, Valenzuela se especializó en política latinoamericana y las relaciones con Estados Unidos.

Valenzuela entrega su cargo cuando cuatro naciones latinoamericanas adolecen de embajadores estadounidenses: México, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Además, los presidentes Felipe Calderón de México y Mauricio Funes de El Salvador visitarán la capital estadounidense la semana próxima.

El presidente del Diálogo Interamericano Michael Shifter dijo a AP que Valenzuela "encajó exitosamente" en la estrategia del presidente Barack Obama de reparar relaciones con una región que se sentía descuidada tras el gobierno de George W. Bush, pero no logró mayores resultados debido a que el más alto nivel del gobierno estaba distraído por temas urgentes internacionales, como la guerra al terrorismo, e internos, como la recesión.

Shifter atribuye a Valenzuela una mejoría sensible en la opinión que los latinoamericanos dicen tener de Estados Unidos.

El viaje que Obama realizó en marzo a Brasil, Chile y El Salvador tal vez fue el punto culminante de la gestión de Valenzuela, pero circunstancias externas como la crisis en Libia distrajeron la atención de Obama durante la gira entera.

La gestión de Valenzuela incluyó importantes crisis políticas como la ocasionada por el derrocamiento del presidente hondureño Manuel Zelaya en junio del 2009, y coincidió con la difusión de numerosos documentos confidenciales del Departamento de Estado por la organización WikiLeaks, los cuales provocaron la renuncia del embajador en México Carlos Pascual y de la salida de la emisaria en Ecuador Heather Hodges.