Porto y Braga protagonizarán una final portuguesa en la Liga Europa tras superar el jueves sus series contra Villarreal y Benfica, respectivamente.

Braga se impuso 1-0 con un gol de Custodio Castro y avanzó con un marcador global de 2-2, gracias a su gol de visitante en el partido de ida por las semifinales. Es la primera vez que el pequeño equipo del norte de Portugal alcanza una final europea.

Porto, en cambio, perdió 3-2 en su visita a Villarreal, pero su boleto jamás estuvo en peligro gracias a la abultada ventaja de 5-1 que consiguió en el primer encuentro. El global fue de 7-4.

La final será el 18 de mayo en Dublín.

El colombiano Radamel Falcao marcó por el Porto y llegó a 16 goles en el campeonato, para romper el récord de Juergen Klinsmann de 15 dianas en el torneo, que antes se llamaba Copa UEFA.

Cani abrió la cuenta por Villarreal a los 17 minutos y le dio algo de esperanzas al equipo español, pero el brasileño Hulk empató a los 40 para sentenciar la eliminatoria. Luego del tanto de Falcao a los 48, Joan Capdevila igualó a los 76, y Giuseppe Rossi marcó el tercero del "Submarino amarillo" con un penal a los 80.

André Villas-Boas, el técnico del Porto que está en su primera temporada en la banca, está a ley de un triunfo de conducir al equipo a su primer título europeo desde que José Mourinho llevó a los "Dragones" a la corona de la Copa UEFA en 2003 y la Liga de Campeones en 2004.

"Villarreal fue muy agresivo y tuvimos que estar adaptándonos. Nos dificultaron la vida, tal y como esperábamos", reconoció Villas-Boas, pero al mismo tiempo se mostró complacido con el esfuerzo de su equipo.

"Fuimos muy competentes en ambos partidos", señaló.

Los monarcas del fútbol portugués también siguen encaminados al triplete, ya que enfrentan a Guimaraes en la final de la Copa de Portugal.

Falcao hizo su quinto gol de las semifinales con un pase de su compatriota Freddy Guarín.

Por su parte, Braga consiguió la mayor gesta en su historia gracias al gol de Castro a los 19 minutos.

"Somos héroes, los héroes de los fanáticos", exclamó Castro. "No hay palabras para describir esta felicidad".

El equipo lusitano sumó otro grande europeo a su lista de víctimas en el torneo, en el que despachó a Liverpool, Arsenal, Celtic y Sevilla.

Braga marcha tercero en la liga portuguesa, a 14 puntos del Benfica. Porto ya ganó el título.

Sólo un oponente en la Liga Europa, el ucraniano Shakhtar Donetsk, pudo remecer las redes en el estadio de Braga.

"Tenemos un tremendo grupo de jugadores. Dan todo por sus compañeros. Estoy muy orgulloso de ellos", afirmó el técnico de Braga, Domingos Paciencia.

"Creo que merecemos la final después de este gran avance que hemos tenido", agregó. "Hemos demostrado que somos lo suficientemente buenos y buscaremos volverlo a hacer en la final".

Benfica, cuya época de gloria europea se remonta a la década de 1960, estaba invicto en el campeonato europeo esta temporada.

"Tuvimos varias buenas oportunidades para empatar. Hicimos todo lo posible", expresó su entrenador, Jorge Jesús. "Estamos desilusionados, pero luchamos, trabajamos duro y nunca nos rendimos".