El grupo financiero español BBVA logró en América del Sur, incluyendo Panamá, un beneficio neto atribuido de 280 millones de euros de enero a marzo, el 19,9 % más que un año antes, ayudado por la fortaleza de la actividad bancaria y la ganancia de cuota.

Si el tipo de cambio entre el euro y las monedas locales se hubiera mantenido constante, el beneficio del BBVA en América del Sur habría crecido el 17,5 %.

Según explicó la entidad -el segundo banco español-, en América del Sur, el entorno macroeconómico siguió siendo "muy positivo" gracias al impulso de la demanda interna, que hacen prever un crecimiento del PIB en 2011 del 4,5 %.

En la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el banco reconoce que la coyuntura económica en la región siguió favoreciendo el buen comportamiento de la actividad del sector financiero.

En toda la región, el crédito neto a la clientela aumentó un 24,8 %, hasta 29.909 millones de euros, en tanto que los depósitos de los clientes crecieron el 14,7 %, hasta quedar en 32.965 millones de euros.

La morosidad se situó al cierre de marzo en el 2,5 %, igual que concluyó en 2010, pero por debajo del 2,8 % en el que acabó el primer trimestre del pasado año.

En América del Sur, el país donde más beneficios obtuvo fue Venezuela, donde el BBVA ganó 73 millones de euros, un 32,7 % más; seguido de Chile, donde obtuvo 65 millones de euros, un 12,6 % más.

En Argentina, el grupo ganó en los tres primeros meses del año 48 millones de euros, un 29,1 % más; mientras que en Colombia obtuvo 44 millones de euros, un 1,3 % más; y en Perú, 32 millones de euros, un 2 % más.

En el resto de los países que BBVA incluye en el área -Paraguay, Uruguay, Bolivia y Panamá-, obtuvo un beneficio de 18 millones, más del doble que el año pasado, entre otras cosas porque ahora se incluye la aportación de Crédit Uruguay, banco que el grupo español adquirió a finales de 2010 y que fusionará con BBVA Uruguay en el próximo trimestre.

El BBVA logró en México un beneficio neto de 436 millones de euros en los tres primeros meses del año, el 25,5 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, ayudado por el dinamismo de la actividad y, en menor medida, por la apreciación del peso mexicano respecto al euro.

En cualquier caso, México siguió siendo el principal motor del banco en el continente americano, al aportar 436 millones de euros, un 25,5 % más, lo que supone casi un 38 % de las ganancias totales del grupo hasta marzo, que fueron de 1.150 millones de euros.

Por último, en Estados Unidos, el BBVA aumentó su beneficio un 45,2 %, hasta 81 millones de euros.