El ex presidente Fidel Castro criticó la ejecución de Osama bin Laden y advirtió que su muerte lo convierte en una figura mucho más peligrosa de lo que era.

El presidente estadounidense Barack "Obama no tiene forma de ocultar que Osama fue ejecutado en presencia de sus hijos y esposas", dijo el mandatario en una columna de opinión publicada el jueves por la prensa cubana.

Señaló que la familia de bin Laden está "ahora en poder de las autoridades de Pakistán, un país musulmán de casi 200 millones de habitantes, cuyas leyes han sido violadas, su dignidad nacional ofendida y sus tradiciones religiosas ultrajadas",

Para Castro, "asesinarlo y enviarlo a las profundidades del mar demuestra temor e inseguridad, lo convierten en un personaje mucho más peligroso". Señaló que la propia opinión pública en Estados Unidos "terminará criticando los métodos" que terminarán "multiplicando los sentimientos de odio y venganza contra ellos".

Asimismo, indicó que si bien las acciones terrorista de al-Qaida dejaron un tendal de víctimas inocentes, Estados Unidos no se quedó atrás en lugares como "Irak, Afganistán, Vietnam, Laos, Cambodia, Cuba y otros muchos países del mundo".

"De la mente de cientos de millones de personas no se han borrado tampoco las horribles imágenes de seres humanos que en Guantánamo", agregó Castro.

Castro, de 84 años, delegó el poder en 2006 aquejado de un mal que lo puso al borde de la muerte, recientemente también fue sustituido por su hermano Raúl Castro como primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

Sin embargo, sus "Reflexiones" y sus comentarios las veces que sale en público son seguidas de cerca tanto en al interior de Cuba como en estos sectores de América Latina.