El Senado aplazó el jueves, por segunda vez esta semana, la ratificación de un tratado que aumentaría el valor que Brasil paga a Paraguay por la energía de la hidroeléctrica binacional de Itaipú.

El presidente del Senado, José Sarney, abrió el debate sobre el tratado firmado en 2009 pero el opositor Itamar Franco, un ex presidente de la república, pidió aplazar la votación hasta el martes 10 de mayo.

Su pedido fue respaldado por la relatora del proyecto en el Senado, la oficialista Gleisi Hoffmann, quien consideró que el aplazamiento permitiría profundizar el debate sobre la iniciativa. Previamente estaba previsto para ser votado el martes de esta semana, pero se pospuso por dificultades de horarios en el Congreso.

El pacto, firmado por el presidente paraguayo Fernando Lugo y el ex gobernante de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, triplicaría el valor que Brasil paga al país vecino por la energía procedente de la gigantesca hidroeléctrica de Itaipú.

La Cámara de Diputados aprobó el tratado en abril con una amplia mayoría de votos que incluyó a toda la coalición oficialista y los partidos de oposición de izquierda. La bancada oficialista dispone de una cómoda mayoría en el Senado, lo que augura una votación favorable en la cámara alta.

La energía generada por Itaipú, segunda mayor hidroeléctrica del mundo, se divide en partes iguales entre los dos países socios, pero Brasil adquiere 90% de la cuota paraguaya.

En 2008, Brasil pagó a Paraguay 120 millones de dólares por la energía de Itaipú, monto que subiría a 360 millones de dólares si el tratado entra en vigor. El pacto ya fue aprobado por el legislativo de Paraguay.

El gobierno brasileño pretende tener el acuerdo aprobado y sancionado antes del 15 de mayo, cuando la presidenta Dilma Rousseff tiene previsto realizar una visita oficial a Paraguay.