La siderúrgica india Jindal Steel & Power Limited (JSPL) anunció que construirá en Bolivia la "planta de fabricación de hierro esponja de mayor capacidad del mundo" a través de una de sus filiales en este país.

La planta tendrá capacidad de procesar 2,52 toneladas métricas de hierro al año en base a gas natural en la localidad de Puerto Suárez, a unos 1.100 kilómetros al este de La Paz en la frontera con Brasil, informó la compañía en un comunicado el miércoles.

"La nueva planta de reducción directa MIDREX será el mayor módulo unitario construido hasta la fecha en el mundo. El contrato fue firmado el 30 de marzo en Nueva Delhi", dijo la compañía.

La multinacional india se adjudicó hace más de dos años un rico yacimiento de hierro en el sudeste de Bolivia y anunció una inversión de 2.100 millones de dólares en los próximos años.

Producirá a partir del 2014 en su primera fase cinco millones de toneladas métricas de pellets, dos millones de toneladas de hierro esponja y 1,7 millones de toneladas de acero, informó la empresa.

El contrato para la construcción de la planta de reducción directa es de 138 millones de dólares. "Sin embargo, el precio total incluidos la materia prima, suministros, obras civiles y estructurales será de alrededor de 600 millones de dólares", explicó la compañía.

Jindal superó una fuerte disputa con el gobierno boliviano hasta el año pasado que la acusó de incumplimientos mientras la empresa alegó que la demora en sus inversiones se debió a que las autoridades no entregaron la totalidad de los terrenos donde está el yacimiento de hierro.

Según el contrato, el Estado boliviano aprovisionará a la compañía gas natural a precio subvencionado para poner en marcha la planta siderúrgica que de concretarse será el mayor proyecto industrial en décadas en el país.