Un editor y analista venezolano, un periodista nicaragüense y un bloguero salvadoreño recibieron el miércoles el premio Ortega y Gasset de periodismo 2011 convocado por el diario El País, en un acto al que asistieron el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el flamante Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Moisés Naím, quien se desempeñó como ministro de Industria y Comercio de Venezuela a principios de los 90 y como director del Banco Central de ese país, fue destacado junto a Octavio Enríquez de Nicaragua y Carlos Martínez D'Abuisson de El Salvador.

El peruano Vargas Llosa, quien intervino con un discurso en la velada, definió la pluralidad periodística como el mejor termómetro de una democracia sana.

"El periodismo es uno de los pilares centrales de la cultura democrática. No existe barómetro mejor para medir la libertad en un país que leer sus periódicos", dijo Vargas Llosa. "Con ellos (los periódicos) sabemos si la libertad existe realmente y si se refleja un pluralismo informativo e ideológico".

Naím obtuvo el premio a la más destacada trayectoria profesional, debido a "su independencia" y "enorme solidez y capacidad de análisis", según destacó Prisa, editora de El País. Agregó que el venezolano, quien dirigió hasta el año pasado la revista Foreign Policy, es una "referencia imprescindible en lengua española".

"Siento una enorme responsabilidad de decir las cosas, primero, como las siento y, segundo, que sean la verdad", dijo Naím al recoger el galardón en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. "Ver para contar, ver para explicar. Ese sentimiento es que siento".

Enríquez, por su parte, fue distinguido en la categoría de mejor trabajo de prensa por sus artículos de investigación "sobre las transacciones encubiertas y el enriquecimiento" de Tomás Borge, ex ministro del Interior de Nicaragua, los cuales aparecieron en el diario La Prensa.

"El periodismo nicaragüense goza de buena salud", señaló Enríquez, muy crítico en su discurso con el gobierno de Daniel Ortega. "El buen periodismo no se amedrenta".

En el apartado de periodismo digital, Martínez D'Abuisson fue premiado por su blog El criminalista del país de las últimas cosas, publicado por el periódico salvadoreño El Faro, y su capacidad para exponer "el dolor de familiares, testigos y víctimas de secuestros, violaciones y homicidios".

"El relato que me tiene hablando con ustedes es para dar cuenta de la realidad que caracteriza el lugar de donde vengo: la violencia. Una violencia que no comprendemos", aseguró Martínez D'Abuisson. "Los periodistas centroamericanos y de El Salvador hemos fallado demasiado tiempo a las sociedades que decimos servir".

Finalmente, el fotógrafo español Cristóbal Manuel Sánchez fue distinguido en categoría gráfica por una imagen sobre el terremoto de Haití publicada en el diario El País.

Los premios Ortega y Gasset reconocen trabajos publicados en medios de comunicación en español.