El diseñador estadounidense Marc Jacobs dio hoy un paso más en su defensa por la legalización del matrimonio entre homosexuales con la inauguración del nuevo escaparate de una de sus tiendas en la Gran Manzana, en el que pide el apoyo de los neoyorquinos para conseguir la igualdad de derechos en este ámbito.

En colaboración con la organización por los derechos de los homosexuales Human Rights Campaign (HRC), el modisto ha convertido su lujoso establecimiento en la calle Bleecker, en el West Village neoyorquino, en un punto de recaudación de apoyo a favor del matrimonio homosexual.

"Marc Jacobs y HRC piden tu apoyo por la igualdad matrimonial en Nueva York", se puede leer en la cristalera del escaparate de esa tienda, que invita a los neoyorquinos a unirse en la lucha del diseñador estadounidense, abiertamente gay y activista por los derechos de los homosexuales.

Esta no es la primera vez que Jacobs, unos de los modistos más reconocidos de la escena actual estadounidense, se mete de lleno en su apoyo por los derechos de los homosexuales, ya que recientemente colaboró con HRC en el diseño de una camiseta con la imagen de una pareja de lesbianas de la mano de un niño en la que se podía leer "¡Pago mis impuestos, quiero mis derechos!".

La camiseta, también con el rótulo "Marc Jacobs apoya con orgullo a HRC", se refería según un comunicado de esa organización al hecho de que las parejas homosexuales casadas legalmente y que viven en Estados Unidos no disfrutan de las mismas exenciones de impuestos que las parejas heterosexuales.

La campaña se produce en un momento en el que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, está trabajando junto con grupos de activistas que defienden la legalización del matrimonio homosexual para tratar de aprobar una ley que reconozca ese tipo de uniones en Nueva York.

"Las parejas del mismo sexo merecen tener derecho a unirse en matrimonio civil. Es simplemente injusto negarles la libertad a que tomen esa decisión", dijo Cuomo en marzo pasado, cuando dio a conocer su iniciativa.

Según la última encuesta del Instituto de Investigación Siena, el porcentaje de neoyorquinos que apoya los matrimonios homosexuales alcanza el 58 %, mientras que los que se muestran contrarios a su legalización representan el 36 % del total de los encuestados.

Sin embargo, el gobernador sabe que la batalla será difícil, ya que el Senado de Nueva York rechazó en diciembre de 2009 la aprobación del proyecto de Ley presentado por el entonces gobernador, David Paterson, que proponía la aprobación de los matrimonios entre homosexuales.

La Cámara alta rechazó por 38 votos frente a 24 ese proyecto de ley, que ya había recibido la aprobación de la Asamblea estatal, la otra cámara del poder legislativo de Nueva York.