El sector privado estadounidense creó en abril 179.000 empleos netos, lo que pone de manifiesto "la recuperación del mercado laboral, aunque a un ritmo moderado", según Automatic Data Processing (ADP), al tiempo que los despidos anunciados en ese mes mostraron una contención.

La compañía ADP también revisó hoy al alza los datos que previamente había facilitado sobre la creación de empleos en la economía estadounidense -sin contar los asociados a la agricultura- en marzo y apuntó que, según sus cálculos, en ese mes se generaron 207.000 puestos de trabajo, frente a los 201.000 anunciados con anterioridad.

En cuanto a los empleos creados en abril, ADP explicó en un comunicado que "las condiciones del mercado laboral siguieron mejorando, pero sólo a un ritmo moderado" y señaló que el incremento de 179.000 puestos de trabajo está "cerca" de las previsiones que tienen los analistas para los datos que difundirá el viernes el Departamento de Trabajo de este país.

"Mientras que el empleo se aceleró considerablemente a comienzos del año, las ganancias mensuales se han estado manteniendo bastante estables alrededor de los 200.000 desde entonces", afirmó ADP, que consideró que el ritmo actual de creación de empleo "es consistente con las ligeras disminuciones (que se están registrando) en la tasa de desempleo".

Sin embargo, la cifra anunciada hoy por ADP está algo por debajo de las previsiones de los analistas, que apuntaban a unos 200.000 empleos creados en abril por el sector privado.

Por sectores, en el de servicios se generaron 138.000 empleos, lo que supone encadenar 16 meses consecutivos de crecimiento; mientras que en el productivo se crearon 41.000 puestos de trabajo, lo que representa 4 meses de continuo avance mensual.

Dentro del sector productivo, las compañías del ámbito manufacturero crearon 25.000 de esos 41.000 empleos, para encadenar así 7 meses de subidas.

Las empresas con más de 500 trabajadores fueron las responsables de la creación de 11.000 empleos y tanto las de las de tamaño mediano (entre 50 y 500 trabajadores) como las más pequeñas crearon a partes iguales del resto de puestos generados.

Según los datos de ADP en abril se registró una creación neta de empleos en el castigado sector de la construcción, con un incremento de 9.000 puestos de trabajo, algo que tan sólo se había visto en otro mes desde que en junio de 2007 se empezara a destruir empleo en este ámbito de la economía estadounidense.

Sin embargo, la compañía detalló que desde diciembre de 2010 el empleo en la construcción en términos generales y sin ajustes estacionales se ha elevado, "lo que sugiere que por fin el empleo en este sector ha abandonado el fondo".

Desde que en enero de 2007 empezó a perderse empleo en la construcción se han destruido 2.115.000 puestos de trabajo ligados a este sector, según ADP, que también apuntó hoy que en el sector financiero -otro de los más castigados por la crisis- se crearon 4.000 puestos en abril.

Por su parte, la consultora Challenger Gray & Christmas anunció hoy que durante el mes pasado se anunció el despido de 36.490 personas -de las que más de una cuarta parte fueron del sector público-, lo que supone la tercera cifra más baja de los últimos 16 meses.

Además, esta cifra es la más reducida en lo que va de año y supone una caída del 12 % respecto a los despidos anunciados en el pasado marzo y un descenso del 5 % en comparación con abril de 2010.

En lo que va de 2011 esta consultora calcula que se han anunciado 167.239 despidos, un 24 % menos que los 219.509 anunciados en el mismo periodo del año anterior.

Por contra, las compañías han anunciado también en lo que va de año la contratación de 172.590 trabajadores -gracias en gran parte a la iniciativa de McDonald's de contratar a 50.000 personas en un sólo día-, lo que supera al número de despidos anunciados.

"El lento ritmo de reducción sugiere que los empleadores siguen siendo optimistas sobre las condiciones de negocio en el futuro, a pesar de los mayores costos de energía, el déficit público y la caída de la confianza entre los consumidores", dijo el presidente ejecutivo de Challenger, Gray & Christmas, John Challenger, en un comunicado.