Cuatro musulmanes, entre ellos dos adolescentes de 13 y 14 años, fueron abatidos a tiros por presuntos militares en un salón de té al sur de Tailandia, indicaron hoy fuentes oficiales.

Los atacantes, que vestían ropa similar a la del Ejército tailandés, abrieron fuego la noche del martes desde una camioneta contra las personas que se encontraban en el comercio situado en el distrito de Bannang Sata en la provincia sureña de Yala.

Sus disparos mataron a cuatro civiles, entre ellos una niña de 16 años y un niño de 14 años, e hirieron a otras trece personas.

"Se desconoce el motivo del suceso, ya que todavía no hemos podido interrogar a los testigos que están celebrando el ritual funerario", apuntaron fuentes policiales.

Cerca de 4.500 personas han muerto en las provincias de Yala, Pattani y Narathiwat desde que la guerrilla musulmana reanudó la lucha armada en enero de 2004, tras una década de escasa actividad armada.

Desde entonces, los ataques con armas ligeras, asesinatos y atentados con bomba se suceden casi a diario, pese al despliegue de 31.000 miembros de las fuerzas de seguridad y la vigencia del estado de excepción.

Los insurgentes denuncian la política de asimilación cultural budista de Bangkok y exigen la creación de un estado islámico.

Tailandia se anexionó en 1902 Pattani, Yala y Narathiwat, un territorio que formó el antiguo sultanato de Pattani y donde la mayoría de la población es musulmana y de etnia malaya.