La Bolsa de Nueva York continuaba hoy en terreno negativo afectada por los resultados de Pfizer y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, se dejaba el 0,1 % pese al aumento de los pedidos a las fábricas de EEUU en marzo y a las buenas cuentas de MasterCard.

Ese indicador, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas en EEUU, restaba hacia el ecuador de esta segunda jornada de la semana 13,02 puntos para colocarse en 12.794,34 unidades, el selectivo S&P 500 perdía el 0,42 % (-5,75 puntos) hasta 1.355,47 unidades, y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendía el 0,95 % (-27,1 unidades) hasta 2.836,98 enteros.

Los inversores del parqué neoyorquino se decantaban por las ventas ante los resultados de la farmacéutica Pfizer, que anunció antes de la apertura que en el primer trimestre de 2011 ganó 2.222 millones de dólares, el 10 % más que durante el mismo periodo de 2010, pero sus ingresos fueron prácticamente iguales que los del año precedente ante la caída del 13 % de las ventas de Lipitor, su medicamento "estrella".

Hacia el ecuador de la jornada esa empresa se colocaba en lo más alto del terreno negativo del Dow Jones con un descenso del 3,09 %, con el que contrarrestaba el avance que experimentaban a esta hora las acciones del fabricante de aluminio Alcoa (3,08 %), que se veía impulsado por los rumores que apuntan a que la anglo-australiana Rio Tinto (-2,02 %) planea hacerse con ella.

En ese índice subían además la financiera Bank of America (2,67 %), la operadora de telefonía AT&T (1,99 %), el banco JPMorgan Chase (1,7 %) y la tecnológica Intel (1,18 %), entre muchas otras, mientras que en el terreno negativo bajaban por encima del punto porcentual las petroleras Chevron (-1,26 %) y Exxon (-1,06 %) y la química DuPont (-1,12 %).

Esta jornada las financieras se veían impulsadas gracias al avance del 3,1 % que experimentaban las acciones de la emisora de tarjetas de crédito MasterCard, que anunció también antes de la apertura que en el primer trimestre de 2011 ganó 562 millones de dólares, el 23,5 % más que en el mismo periodo del año precedente, gracias al aumento del gasto de sus clientes.

También ayudaba a moderar los descensos por los resultados de Pfizer la noticia de que los pedidos a las fábricas de Estados Unidos aumentaron un 3 % en marzo, el quinto incremento mensual consecutivo y por encima del 2,2 % que habían pronosticado los analistas.

Por otra parte el fabricante de automóviles Ford perdía el 0,32 % tras conocerse que vendió 189.778 automóviles en Estados Unidos en abril, un 16,4 % más que hace un año, gracias a la elevada demanda de vehículos de reducido consumo.

En el Nasdaq subía Apple (0,05 %), mientras que bajaba Google (-1,21 %), entre muchas otras, mientras que en otros mercados el petróleo de Texas bajaba a 112,28 dólares por barril, el oro descendía a 1.540 dólares la onza, el dólar perdía terreno ante el euro (que se cambiaba por 1,4836 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años retrocedía al 3,26 %.