Una prominente dirigente oficialista anunció el martes que solicitará a la Fiscalía General intervenir la policía del municipio capitalino de Chacao, controlada por un opositor, para investigar presuntos abusos de funcionarios contra unos detenidos.

La diputada oficialista Cilia Flores afirmó que "esta conducta constituye un delito de lesa humanidad de acuerdo con la Corte Penal Internacional. Ellos utilizan los mismos métodos que las tropas estadounidenses han aplicado en Guantánamo".

Flores presentó un vídeo en la Asamblea Nacional donde aparecían policías golpeando a unos detenidos. No precisó cuando fue grabado el vídeo ni como lo obtuvo.

La dirigente oficialista dijo que solicitará al Ministerio Público intervenir la Policía de Chacao para investigarla, según refiere un comunicado que difundió la Asamblea Nacional.

El ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Assami, consideró como "lamentable" la actuación de los funcionarios de Chacao, y dijo, a través de su cuenta de Twitter, que "debemos transformar esos cuerpos represivos".

El alcalde opositor de Chacao, Emilio Graterón, desestimó la acusación de Flores asegurando que el incidente ocurrió "hace casi dos años" durante un motín que se presentó en la cárcel de la policía, y dijo a la prensa que su despacho denunció hace tiempo en la Fiscalía a los funcionarios que habrían cometido las agresiones contra los detenidos.

Graterón afirmó que el Ministerio Público abrió una investigación sobre el incidente, y que "no ha tomado ninguna decisión en el caso".

La presentación de la denuncia de Flores coincidió con una acusación similar que realizaron congresistas opositores contra la policía del estado suroccidental de Barinas, que controla Adán Chávez, gobernador de la entidad y hermano del mandatario, por las presuntas agresiones que cometieron contra un dirigente estudiantil que fue detenido en la víspera tras participar en una protesta.