El índice nacional de precios subió en abril 1,4%, similar al indicador del mes anterior y acumuló en los últimos doce meses una tasa de 22,9%, anunciaron el martes las autoridades.

Aumentos en los renglones de bienes y servicios, equipamiento del hogar, salud, restaurantes y hoteles, presionaron al alza el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en abril, indicó el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) en un comunicado.

La variación de abril fue similar a la del mes anterior, lo que llevó el acumulado de los primeros cuatro meses del año a 7,5%, muy por debajo del indicador del mismo período del 2010 que fue de 11,3%.

El núcleo inflacionario, que mide el comportamiento de los precios excluyendo los factores estacionales, cerró en abril en 2%, levemente inferior al mes anterior (2,4, mientras que el acumulado del período enero-abril fue de 9,9%.

La tasa de inflación anualizada se ubicó para abril en 22,9%, lo que representa un retroceso de 7,5 puntos porcentuales en relación con el indicador de igual período de 2010. En marzo se registró una variación anualizada de 27,4%.

Venezuela ha registrado en los últimos cinco años la mayor tasa de inflación de la región a pesar de tener control de precios y de cambios desde el 2003. La inflación cerró en el 2010 en 27,2%.

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, manifestó satisfacción por la tasa de inflación anualizada de abril, y dijo, en conferencia de prensa, que la desaceleración representa un "cambio de tendencia" significativo y un indicador "realmente alentador".

El presidente del BCV, Nelson Merentes, afirmó que de mantenerse la tendencia en los precios se podría alcanzar la meta de inflación por "debajo de 20%" para el 2012.

Al ser preguntado sobre la incidencia que tendrá el reciente aumento salarial de 26,5%, que se realizará en dos tramos (en mayo 15% y en septiembre 10, y el ajuste del tabulador de salarios de los empleados públicos, Merentes dijo que el impacto "no es significativo", pero no precisó cifras.

Giordani se abstuvo de responder por cuanto tiempo el gobierno mantendrá represados los ajustes de precios de algunos productos controlados, lo que ha permitido la desaceleración de la inflación, y los detalles relacionados con el decreto-ley de fijación de precios máximos de venta al público que prepara el gobierno y las nuevas emisiones de deuda.

Aunque el BCV y el gobierno calcularon para este año una meta de inflación entre 23% y 25%, algunos analistas estiman que podría cerrar alrededor de 30% por efecto de la devaluación que se dio a inicios de año cuando el gobierno eliminó la tasa de cambio de 2,60 bolívares fuertes por dólar, y estableció una tasa única de 4,30 bolívares fuertes.

Como parte de las políticas de estímulo a la economía, Merentes anunció que el BCV acordó "disminuir tres puntos el encaje legal", que representa una porción de los depósitos que los bancos deben mantener en el ente emisor, para llevarlo de 17% a 14%.

El directivo dijo que la medida permitirá la liberación de "10.000 millones de bolívares fuertes" (unos 2.325 millones de dólares) que irán destinados "a todos los proyectos de construcción que apruebe el Ejecutivo Nacional y también a la adquisición de vivienda".

El presidente del INE, Elías Eljuri, dijo que para el segundo semestre del 2010 el porcentaje de hogares pobres por línea de ingresos cerró en 26,9%, mientras que el indicador de pobreza extrema fue de 6,9%.

Para estimular la construcción de viviendas, una iniciativa que impulsa el presidente Hugo Chávez, el gobierno acordó elevar de 10% a 12% el mínimo de la cartera de crédito que la banca deberá destinar al sector hipotecario, según la Gaceta Oficial que fue difundida el martes.