La multinacional española Puig Group adquirió el martes la participación mayoritaria de Hermes en la marca Jean Paul Gaultier como parte de una iniciativa para darle nueva vida a la casa de modas con sede en París.

Gaultier, que ha sorprendido con sus diseños creativos desde hace casi 30 años, incluyendo el sostén de conos de Madonna, continuará en su puesto como diseñador, informó la casa de modas en un comunicado. El vicepresidente de Puig Group, Manuel Puig, será el nuevo presidente de la marca Gaultier según el comunicado.

Puig Group es dueño de las marcas Carolina Herrera, Nina Ricci y Paco Rabanne. También tiene una línea de productos inspirados y creados en parte por la cantante colombiana Shakira.

Hermes, accionista de Gaultier desde 1999, dijo que vendió su 45% de participación en la casa de modas por 16 millones de euros (23 millones de dólares). En un comunicado distinto la empresa con sede en París, fabricante de bolsas y productos lujosos de cuero señaló que, junto con el repago de 14 millones de euros en préstamos, la venta generará 30 millones de euros (44 millones de dólares) este año.

Gaultier expresó su aprobación por la venta dijo Hermes. La empresa agregó que buscaba "acelerar el desarrollo de su casa de modas y darle un ímpetu fresco".

"Me encanta este cambio para una casa de modas que es muy querida por nosotros", dijo el director general de Hermes Patrick Thomas según un comunicado. "Estoy convencido de que la alianza entre Jean Paul Gaultier y la familia Puig llevará a la casa de modas a un nuevo nivel".

Puig Group, que sigue siendo una empresa familiar a pesar de su tamaño, tiene también licencias de las fragancias de marcas como Prada y Valentino. El año pasado el grupo reportó ganancias netas de 130 millones de euros (192 millones de dólares), según el comunicado de Gaultier.