Portugal recaudó 1.120 millones de euros (1.670 millones de dólares) en una subaste de bonos de Tesorería a tres meses, un día después de que sus autoridades indicaron que la nación, presionada por el peso de una enorme deuda interna, había logrado acordar un paquete de rescate por 78.000 millones de euros.

El enorme incremento en las tasas de interés en los bonos del Tesoro subastados el miércoles subrayaron la problemática financiera que afronta Portugal pues los inversionistas exigieron una tasa de interés del 4,65%, un incremento desde los 4,05% que se ofrecía por los bonos hace dos semanas.

Sin embargo, en una señal que se antoja más positiva, la oficina de deuda del gobierno informó que existe una demanda de casi el doble de bonos que aún están en oferta.

Los costos para adquirir préstamos para Portugal han alcanzado niveles insostenibles pues su bono a 10 años alcanzó el 9,34%.

Las autoridades indicaron que Portugal no podrá liquidar sus deudas que tienen vencimiento en junio, lo cual la obligó a seguir los pasos de Grecia y de Irlanda para solicitar un rescate financiero.