Paraguay espera recibir cooperación e inversiones brasileñas para desarrollar su infraestructura, un componente clave para consolidar el despegue de su economía, dijo el martes el ministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Jorge Castro Lara.

Tras una reunión en la capital brasileña con su colega Antonio Patriota, Castro Lara destacó que los dos países tienen una amplia agenda de cooperación que incluye un acuerdo en espera de ratificación legislativa sobre la hidroeléctrica binacional de Itaipú.

"La exigencia que tenemos es transformar el aparato productivo, y una forma de hacerlos pasa por el desarrollo de la infraestructura", comentó el ministro paraguayo a periodistas.

Señaló que Paraguay atraviesa un momento de avance económico significativo, y que cuenta con inversiones y apoyo de Brasil para potenciar el crecimiento de su producto interno bruto (PIB).

En ese sentido, Patriota citó el apoyo brasileño para la construcción de una línea de transmisión que lleve la energía de la planta de Itaipú a Asunción.

Esa línea "va a crear condiciones propicias para la inversión, Paraguay es la economía latinoamericana que más creció en 2010, alrededor de 15,3%", comentó Patriota.

Dicha línea, valorada en 400 millones de dólares, sería construida con aportes brasileños al Fondo de Convergencia Económica del Mercosur (FOCEM) con una contrapartida paraguaya.

La reunión de los ministros se realiza en momentos de expectativa por una posible votación en el Senado brasileño para ratificar un tratado que permitiría a Brasil triplicar el valor que paga a Paraguay por la energía adquirida de la gigantesca represa de Itaipú.

La energía de Itaipú se divide en partes iguales entre los dos países, pero Brasil adquiere 90% de la cuota paraguaya. En 2008 pagó 120 millones de dólares por esa energía, que sería aumentada a 360 millones en caso de ser ratificado el acuerdo firmado en 2009 por los dos gobiernos.

El tratado, ratificado en el parlamento paraguayo, fue votado en abril en la Cámara de Diputados brasileña y aguarda su ratificación en el Senado, donde el gobierno tiene una cómoda mayoría que prácticamente garantiza su aprobación.

Consultado sobre la demora del Senado paraguayo en ratificar la adhesión de Venezuela al Mercosur, Castro Lara comentó que espera que la decisión del legislativo brasileño de aprobar el tratado de Itaipú podría ayudar a persuadir a los congresistas de su país.

Al respecto, Patriota dijo estar confiado en que el Senado paraguayo dará su voto favorable a la adhesión venezolana a la unión aduanera conformada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Los parlamentos de los otros tres socios ya aprobaron el ingreso de Venezuela al bloque.