Un jurado deberá decidir si el personaje de la actriz Nicollette Sheridan fue eliminado injustamente de la trama en la serie "Desperate Housewives" ("Esposas desesperadas"), según dictó una juez el martes.

La actriz estaba presente cuando la juez de la Corte Superior de Los Angeles Elizabeth Allen White rechazó algunos de los argumentos de Sheridan pero dijo que había suficiente controversia sobre lo que llevó a su salida del reparto, por lo que el caso puede proceder a un juicio el próximo mes.

Sheridan demandó a la cadena del programa, ABC, así como al creador y productor ejecutivo de "Housewives" Marc Cherry en abril de 2010, argumentando que él la retiró del programa durante una pelea en septiembre de 2008, además de que la sometió a acoso sexual y otros maltratos.

Adam Levin, el abogado de la cadena y de Cherry, sostuvo el martes que la decisión de matar al personaje de Sheridan, Edie Britt, se tomó meses antes de su pelea con el productor. Agregó que la decisión fue tomada por Cherry y un pequeño grupo de integrantes del equipo en mayo de 2008 y que no se le comentó a otras personas en el programa para no arruinar la sorpresa.

El abogado de Sheridan, Mark Baute, esta en contra de este argumento y dijo que la justificación de la cadena sobre que fue una medida para reducir costo no tiene sentido pues el personaje de Sheridan murió en un accidente automovilístico, a la mitad de la temporada, cuando todavía le debían cientos de miles de dólares de su contrato.

Tras escuchar varios minutos de argumentos sobre el caso White dijo: "Queda claro para la corte que esto es algo que debe ser decidido por un jurado".

En su fallo White rechazó procesar las acusaciones de acoso sexual y ataques, pero Sheridan podrá pelear para obtener compensaciones por despido injustificado, agresión y represalias ilegales, por lo que todavía puede recibir una compensación económica.

"Me da mucho gusto que por fin me hayan tratado justamente", dijo Sheridan tras la audiencia.

El juicio comenzará el 8 de junio.