Las acciones de MasterCard Inc. subieron el martes a su nivel más alto en un año luego que reportó ganancias mayores a lo anticipado en el primer trimestre y ante los informes sobre una mayor utilización de los plásticos a pesar de las alzas en la gasolina y los alimentos.

La firma de tarjetas de crédito y pagos electrónicos también se benefició de una recuperación económica global que ha impulsado en el extranjero una mayor utilización de los plásticos a un ritmo más alto que en Estados Unidos, a pesar del desastre natural y la crisis nuclear en Japón, y el encono de la crispación política en el Medio Oriente.

La directora financiera Martina Hund-Mejean dijo a los analistas que el uso de la tarjeta aumentó a un ritmo ligeramente más rápido en las primeras semanas de abril respecto del primer trimestre, a pesar de los apremios que acucian al consumidor, como precios más altos en los alimentos y la gasolina.

Sin embargo, Hund-Mejean advirtió que la prolongación de las alzas podría comenzar a perjudicar a MasterCard.

"A largo plazo, la inflación podría disuadir a las personas de las compras extras que realizan", dijo la experta por teléfono. Hay escasas señales de que eso tenga lugar en este momento.

MasterCard dijo que sus ganancias netas aumentaron a 562 millones de dólares, o 4,29 dólares por acción, en los tres meses que concluyeron el 31 de marzo. La cifra supone un incremento sobre los 455 millones de dólares, o 3,46 dólares por acción, que la compañía con oficinas centrales en Purchase, Nueva York, informó en el periodo anual.

Los ingresos aumentaron 15% a 1.500 millones de dólares sobre los 1.310 millones de dólares de un año antes, con una aportación de 50% proveniente del exterior de Estados Unidos.

El volumen de compras aumentó 13% respecto del trimestre de un año antes y alcanzó 545.000 millones de dólares. Una gran parte de ese crecimiento lo aportó el exterior de Estados Unidos. El volumen de compras mundial, excluido Estados unidos, aumentó 16,5%, en tanto que el de Estados Unidos fue de 7,4%.

La compañía también destacó que el crecimiento de sus ingresos fue impulsado por un número mayor de consumidores que cruzaron a otras fronteras y utilizaron sus tarjetas de crédito y de débito. Ese tipo de consumo aumentó 18,5% durante el periodo.