El seleccionador de Brasil, Mano Menezes, consideró hoy a España como "la referencia" del fútbol pero también como un mal ejemplo por la conducta violenta de algunos jugadores en los últimos partidos entre el Real Madrid y el Barcelona.

"El fútbol es cíclico y la referencia siempre es el campeón (del mundo), que ahora es España", afirmó Menezes en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

El entrenador consideró que Brasil "debe" tratar de asumir de nuevo ese rol dominante que ahora le corresponde a la selección española después de su triunfo en el Mundial de Sudáfrica.

Menezes también atribuyó al fútbol español, y en particular a los recientes partidos entre el Real Madrid y el Barcelona, el mal ejemplo del juego violento que se extendió la semana pasada a las canchas brasileñas.

"Tal vez nos hemos contagiado de lo que ocurrió en la final de la Copa del Rey y en el partido de la Liga de Campeones", opinó Menezes, en alusión a los acontecimientos violentos ocurridos el pasado fin de semana en varios partidos de los torneos regionales de Brasil.

Los acontecimientos más graves dentro del campo se dieron el domingo en la semifinal del campeonato de Goiás, entre el Vila Nova y el Goiás, donde una agresión dentro de la cancha dio paso a una pelea generalizada entre los jugadores y después, a disturbios entre las dos aficiones que tuvieron que ser apaciguados por la policía.

Menezes se refirió a estos episodios violentos como "extremadamente negativos" y "preocupantes".