Todd Pletcher llegó a Louisville con la seguridad que ya no tendrá que responder a la necia pregunta de cuándo iba a ganar un Derby de Kentucky.

La inesperada victoria de Super Saver se encargó de dar la respuesta. Ahora, sin embargo, el preparador tiene que lidiar con las interrogantes sobre Uncle Mo, uno de sus candidatos para la carrera del sábado.

El potro, el mejor dosañero en 2010, se floreó en sus cuatro primeras carreras al ganar con un total combinado de más de 27 cuerpos.

Todo hacía presumir que la edición 137 del Derby sería mero trámite para Uncle Mo, pero una sorpresiva derrota en el Wood Memorial el 9 de abril cambió el libreto.

La primera prueba de la Triple Corona no tiene un claro favorito, así que para los apostadores este Derby deberá dejar muy contento al que ponga a ganador.

El revés de Uncle Mo también ha dejado perplejo a Pletcher.

"Ganar el Derby es increíble, fenómeno", dijo. "No te cambia mucho la vida. Tienes que seguir pagando tus deudas. Tu esposa piensa que trabajas demasiado. Y si pierdes en el Wood Memorial, todo el mundo quiere saber porqué".

Quizás fue la infección gastrointestinal que se le diagnosticó tras la carrera. Uncle Mo dominaba a falta del último cuarto de milla, pero dos caballos le rebasaron y acabó tercero, a un cuerpo.

Pletcher dice que el potro ha evolucionado bien al tratamiento, pero el propietario Mike Repole estima en "50-50" su presencia en el Derby.

"Por más que quiera estar en el Derby de Kentucky, por más que quiera ganar el Derby de Kentucky, nunca sacrificaría la salud de un caballo por mi ego", afirmó Repole.

Pletcher sabe bien lo que puede pasar previo a la partida. Llegó al Derby del año pasado con Eskendereya como el favorito, pero el caballo se retiró seis días antes de la carrera al lesionarse la pierna. De todas forma, pudo ganar con Super Ever y rompió el maleficio de 24 montas sin victoria en la máxima joya del hipismo de Estados Unidos.

En 2009, el favorito I Want Revenge se retiró en la mañana del día de la carrera por una lesión en un tobillo.

El cartel para esta Triple Corona está repleto de caballos con lesiones o que no han hecho mayor cosa en la antesala Churchill Downs.

To Honor and Serve, Premier Pegasus y Jaycito sobresalen entre los favoritos que han quedado fuera por diversas lesiones. Soldat y Stay Thirsty, la otra monta de Pletcher, decepcionaron en el Derby de Florida. Santiva pisaba fuerte, pero quedó en el noveno puesto en el Blue Grass. Todos, sin embargo, figuran entre los 20 primeros en la lista de ganancias.

Bob Baffert, tres veces ganador del Derby, ensillará a Midnight Interlude. Se le considera su mejor opción, luego que The Factor fracasó con un séptimo lugar en el Derby de Arkansas y Jaycito se retiró con un golpe en la pata delantera.

Se especula que Uncle Mo no está en las condiciones adecuadas para el recorrido de 1 milla y un cuarto en un Derby que siempre atrae la mayor cantidad de inscriptos en la Triple Corona.

"Cualquier cosa puede pasar con 20 caballos", dijo Baffert.

Repole dice que se siente tranquilo porque el veterinario de Uncle Mo dijo que "es el caballo más sano en el establo de Todd Pletcher".

"Y Todd tiene 140 caballos. ¿Cómo no puedo sentirme tranquilo con ese estimado?", dijo.

Pero la derrota de Uncle Mo le despejó de la aureola de favorito.

"Creo que los habíamos puesto en un pedestal muy prematuramente", dijo Graham Motion, el preparador de Toby's Corner, el ganador del Wood Memorial.

Recuerde que Secretariat perdió el Wood Memorial de 1973 y acabó barriendo con el Derby, Preakness y Belmont ese año.

Toby's Corner era un candidato, pero fue descartado el martes por una molestia en una pata trasera.

Dialed In, entrenado por el dos veces campeón Nick Zito, es ahora el favorito por descarte. Con su estilo de arremeter en la recta final, ganó el Derby de Florida con un cuerpo de ventaja sobre Shackleford, si bien con un mediocre tiempo.

"Francamente, yo preferiría que sea el segundo, tercero o cuarto. Yo, como todo el mundo, me inquieta ser favorito", dijo su propietario Robert LaPenta.

"Esto al final se definirá, como siempre pasa, con el caballo que en mejor forma se encuentra ese día y quién tiene mejor suerte", añadió.

De vuelta para otro intento está Calvin Borel, quien montará a Twice the Appeal, el ganador del Derby de Sunland. El jinete ha ganado tres de los últimos cuatro Derbys, el último con Super Saver.