La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, pidió hoy a los líderes opositores que dominarán el Congreso durante los próximos 12 meses, dar a conocer cuanto antes su agenda y objetivos para "avanzar en acuerdos concretos".

La oposición costarricense, integrada en un bloque de cinco partidos, ganó ayer por primer vez en 45 años el directorio legislativo, lo que le permitirá controlar la agenda del Congreso durante el segundo año de Gobierno de Chinchilla.

La presidenta indicó este martes en rueda de prensa que, a fin de agilizar el diálogo con el nuevo directorio del Parlamento, que preside el diputado opositor Juan Carlos Mendoza, ha invitado formalmente a los legisladores a una reunión en los próximos días.

Chinchilla insistió en la necesidad de que el bloque opositor informe a la ciudadanía y al Gobierno los temas que desea impulsar para así buscar coincidencias con la agenda del Ejecutivo.

La gobernante señaló que el Ejecutivo está dispuesto a dialogar con el bloque opositor sobre los temas claves para el Gobierno.

Se prevé que los asuntos más polémicos sean una reforma fiscal y una nueva ley de electricidad, que pretende ampliar la participación privada en ese sector controlado casi totalmente por el Estado, ambos impulsados por el Ejecutivo, pero rechazados por la oposición.

La oposición consiguió posicionarse en el directorio tras una crisis interna de la Asamblea Legislativa, que no logró celebrar con éxito la votación el pasado domingo, lo que impidió a Chinchilla rendir el tradicional informe anual de labores.

La votación pudo efectuarse ayer tras el retiro de la candidatura para la presidencia de parte del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN).

Chinchilla, que consideró "positiva" la decisión de la bancada del PLN, manifestó este martes que una vez superada la crisis política de los últimos días, "queda una tarea más importante y más compleja", como es "restablecer el diálogo y el respeto en el Parlamento".

Destacó que tras lo sucedido en el Congreso, Costa Rica logró enviar un mensaje claro al mundo: que el país logra superar sus crisis con rapidez, "en menos de 24 horas".

"A nosotros no nos preocupa tanto quién ocupa los puestos como los motivos para presidir la Asamblea. Felicitamos al nuevo directorio y reconocemos la enorme responsabilidad que tienen en sus espaldas de indicarle al país con claridad cuáles son los objetivos programáticos de la alianza" opositora, sostuvo Chinchilla.

El diputado Mendoza ha resaltado la importancia de que, luego de 45 años de directorios legislativos oficialistas, exista un liderazgo opositor en el Congreso, como una forma de "recuperar la esencia republicana de contrapeso de poderes".