BRASILIA — Brasil reconoció el martes que Honduras dio un paso crucial hacia su reinserción a la comunidad interamericana con la decisión de la justicia de suspender dos juicios contra el derrocado ex presidente Manuel Zelaya.

No obstante, el canciller brasileño Antonio Patriota advirtió que el país centroamericano debe adoptar otras disposiciones para lograr su retorno a los foros interamericanos, de los cuales fue suspendido tras el golpe de estado que depuso a Zelaya en junio de 2009.

"Se levantaron los dos procesos contra Manuel Zelaya en el sistema judicial hondureño y con eso comienza a aparecer un poco de luz al final del túnel. Esperemos que eso lleve a un proceso que permita a Honduras ser incorporado a los foros regionales", dijo Patriota a periodistas tras un encuentro con su colega paraguayo Jorge Castro Lara.

El asesor internacional de la presidenta Dilma Rousseff, Marco Aurelio Garcia, destacó la decisión judicial como "un avance importante" y agregó que "tenemos interés en que rápidamente se normalice la situación del ex presidente Zelaya, era uno de los condicionantes importantes".

Agregó que aún existe "una situación compleja en materia de derechos humanos" en Honduras que debe ser analizada por los países americanos antes de readmitir a la nación centroamericana a foros como la Organización de Estados Americanos (OEA).