El Estado austríaco ha rechazado conceder una indemnización financiera a Natascha Kampusch, secuestrada en 1998 y encerrada durante ocho años en un sótano, por supuestos errores de la policía en la investigación, anunció hoy su abogado en un comunicado de prensa.

Según el letrado Gerald Ganzger, el Ministerio austríaco del Interior ha desestimado la solicitud al no existir en su momento "sospechas fundadas" contra el secuestrador, Wolfgang Priklopil.

Kampusch, ahora de 22 años, había alegado que debido a errores de la policía austríaca no pudo ser rescatada antes.

La joven logró finalmente escapar de su cautiverio en agosto de 2006, mientras que Priklopil se suicidó horas después al arrojarse a las vías de un tren de cercanías de Viena.

"El rechazo (del Ministerio) no llega de forma inesperada. Sólo me queda aceptarla con decepción", dice Kampusch,en el comunicado de su abogado.

Kampusch, que publicó el año pasado un libro sobre el secuestro, no recurrirá la decisión del Ministerio del Interior, ya que "no desea proseguir un procedimiento judicial que duraría años y que le afectaría mucho", agrega la nota.